Monitor de Consumo Bancario

El Ejecutivo im­puso por 'decretazo' a los bancos la obli­ga­ción de pagar el im­puesto

Los técnicos fiscales descartan que se pueda reclamar a Hacienda el pago del AJD

La nueva norma cambia el su­jeto pa­sivo, pero no el hecho im­po­nible

Hipotecas
Hipotecas

El 'decretazo' del Gobierno de Pedro Sánchez fue un puñe­tazo en la mesa que ter­minó de forma abrupta con las me­li­fluas di­va­ga­ciones del Tribunal Supremo sobre el pa­gador del Impuesto de Actos Jurídicos Determinados (AJD). No obs­tante, este asunto, que ha lle­gado a za­ran­dear las cuentas de los grandes del Ibex-35, está lejos de dar car­pe­tazo. HasTa cierto punto, según al­gunas opi­niones ju­rí­di­cas..

La norma, metida con calzador por el Gobierno socialista, deja sobre el papel una ventana abierta para que los que hayan abonado el AJD en los últimos cuatro años puedan reclamar lo desembolsado a Hacienda. ¿Por qué? Porque el Real Decreto ha cambiado 'la pelota' del impuesto del contribuyente a la banca, pero el hecho imponible sigue siendo el mismo. Los técnicos del fisco, consultados por este medio, refutan esta posibilidad.

¿Qué dice el RD?

El Real Decreto mediante el cual Sánchez se saltó, con el brío de un caballo de exhibición, los miedos de la Justicia, establece que cuando se trate de escrituras de préstamo con hipoteca, el sujeto pasivo del impuesto será el prestamista, es decir, el que otorga el préstamo a un determinado interés. Y aquí es donde entra la Ley General Tributaria, que dispone que sólo cuando se realiza el hecho imponible del impuesto nace la obligación de pagar el mismo.

Según el artículo 20.1 de la Ley General Tributaria, "el hecho imponible es el presupuesto fijado por la ley para configurar cada tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal".

El conflicto estriba en que, según los juristas, el Real Decreto del Gobierno es doblemente interpretable: según la primera interpretación, ambas partes, banco y prestatario, tienen igual capacidad económica, necesaria para ser sujeto pasivo, y por motivos sociales el Gobierno ha decidido que sea la entidad la pagadora.

Según la segunda visión, la capacidad económica siempre recayó en las entidades financieras, por lo que el dinero pagado por este concepto por los prestatarios era una mera irregularidad.

¿Y qué dice Hacienda?

Capital Madrid se ha puesto en contacto con Carlos Cruzado, presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Según sus palabras, el propio decreto descarta la posibilidad de repercutir a Hacienda su pago. "Parece difícil que sea ajustado a derecho que tenga efectos retroactivos, y repercutir a hacienda es un efecto retroactivo", comenta el experto. "No termino de entender que el decreto tenga esas consecuencias cuando aborda precísamente este tipo de situaciones, modificando esta situación que puede ser interpretada".

Cruzado descarta, en principio, que se haya abierto una ventana para reclamar a Hacienda. "Fue el sábado pasado, cuando entró en vigor el Real Decreto, el momento en que los bancos pasan a ser sujetos pasivos del impuesto", luego no cabe retroactividad alguna.

Artículos relacionados