DESDE EL PARQUET

Almirall, supervitaminada

El mer­cado y Almirall pa­rejo, o casi. Peor para la em­presa. El precio de la com­pañía ha lle­gado a tan­tear en dos oca­siones los 18 euros por ac­ción y ha puesto tam­bién en pe­ligro dos veces la re­fe­rencia de los 15 eu­ros.

Pese a estos intensos movimientos, el laboratorio sigue siendo uno de los mejores valores del continuo con una revalorización anual cercana al 90%. La recuperación de la senda de los beneficios –entre enero y septiembre ha ganado algo más de 93 millones de euros frente a los números rojos de un año atrás– ha sido uno de los factores principales en el cambio de percepción de riesgo del mercado respecto a esta compañía.

Las ventas han crecido un 6,1% hasta septiembre, lo que junto a la mejora del 10% del margen bruto, han impulsando los ingresos un 4,7% y especialmente su Ebita que ha experimentado un notable crecimiento del 48,7%.

Pero su principal atractivo, sin duda, lo ha despertado la reciente adquisición de la división de demartología de Allergan, que ha reforzado su posición y crecimiento en EEUU. Tras esta incorporación, Almirall espera cerrar este año con un Ebitda cercano a los 210 millones de euros, con un crecimiento de las ventas netas de dos dígitos.

A partir de esta adquisición la franquicia dermatológica de Almirall representa alrededor del 45% de ventas netas (proforma). La estrategia de la compañía pasa ahora por un impulsar un mayor crecimiento y expandir esta franquicia y, por esta razón, anunció en septiembre sus intenciones de seguir explorando opciones estratégicas para su negocio de estética.

A ello se une el excelente rendimiento del pipeline en Europa y las grandes expectativas de los medicamentos que tiene en fases avanzadas de investigación como el KX2-391 (queratosis actínica) o el P3074 (alopecia androgénica), cuyos resultados están siendo más que prometedores.

Con estas cifras sobre la mesa, los operadores confían en que la zona de soporte de los 15 euros vuelva a mostrarse tan sólida como hasta ahora y propicie un nuevo rebote hacia sus máximos en el medio plazo, pues de momento parece difícil que pueda acercarse a los 18 euros por acción antes de final de año.

Artículos relacionados