DESDE EL PARQUET

Service Point, solo humo

Si algo no se to­lera en el mer­cado es la falta de trans­pa­rencia y menos que los or­ga­nismos re­gu­la­dores la per­mi­tan, sobre todo, cuando las cosas van mal. Quizá por eso los ope­ra­dores si­guen con des­con­fianza a Service Point, em­presa de ser­vi­cios de im­pre­sión y ges­tión do­cu­men­tal.

Después de los flojos, los flojísimos resultados del segundo trimestre, los pocos accionistas que le quedan al grupo, el 80% del capital se encuentra en manos de Paragon Group, esperaban con atención la evolución de las cuentas en el tercer trimestre.

Sin embargo, la información financiera correspondiente al tercer trimestre de Service Point, se limita a señalar una caída de las ventas del 3,7% hasta poco más de 6 millones de euros, con un Ebitda recurrente negativo de 0,2 millones y un resultado en línea con el del mismo período del año anterior. Sin dar más detalles o explicaciones.

En cambio, el grupo insiste en destacar sus expectativas de ir mejorando paulatinamente sus resultados tanto vía orgánica –consolidando la cartera de clientes y el desarrollo de negocio gracias a las sinergias del acuerdo con Paragon Group– como inorgánica para lo cual asegura tener en estudio varias varios proyectos de adquisición en sus áreas de interés estratégico.

De momento, solo humo teniendo en cuenta los graves problemas que enfrenta el grupo en el corto plazo, empezando por el progresivo deterioro de las ventas y el aumento de los costes registrados desde comienzos de ejercicio.

Dada la escasa información propiciada, especialmente en lo relativo a la evolución de la deuda, que en la primera mitad del año se mantenía en aumento, y el desequilibrio patrimonial existente, en los foros bursátiles se especula con la posibilidad de que la compañía tenga que llevar a cabo una ampliación de capital. Situación que eleva el pesimismo entre los operadores sobre el devenir a corto plazo de la compañía por lo que aconsejan extremar la vigilancia.

Así las cosas, las acciones de Service Point pierden más de un 35% en el acumulado del año y luchan por no perder la referencia de los 0,50 euros por acción, muy cerca de los mínimos absolutos registrados el pasado mes de octubre, los cual podría alimentar aún más la tendencia bajista que viene desarrollando desde su reincorporación al mercado continuo a finales de 2016 después de tres años de suspensión.

Artículos relacionados