El ICO lanza una emisión de bonos sociales por 500 millones de euros

ICO
ICO

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha lanzado este lunes una emisión de bonos sociales por importe de 500 millones de euros, con un 48% de la transacción distribuida entre inversores acreditados como socialmente responsables.

Según ha señalado el organismo en una nota, la operación cerrada este lunes, la quinta de esta tipología desde que se estrenó con este producto en el mercado de capitales en 2015, afianza el compromiso del ICO con el desarrollo del sector, realizando al menos un 'benchmark' de esta tipología cada año.

Asimismo, la emisión, dirigida por Crédit Agricole CIB, HSBC, J.P. Morgan y Santander, paga un cupón del 0,75% y tiene un plazo de 5 años, ha informado el ICO, que destaca que la transacción ha tenido una gran acogida entre los inversores volviendo a posicionar a los bonos sociales del ICO como referentes en el mercado especializado.

En este sentido, subraya que el 48% de la emisión se ha colocado entre inversores acreditados como socialmente responsables (SRI, por sus siglas en inglés). Los libros de órdenes han registrado una demanda superior a los 1.200 millones de euros, hecho que ha permitido que la operación cierre con un 'spread' de 10 puntos básicos sobre la referencia del Tesoro al mismo plazo.

En la distribución por tipo de inversor destaca la demanda registrada por las gestoras de fondos, que han adquirido el 39% del volumen total de la emisión, seguidas por aseguradoras y fondos de pensiones con el 31%, y bancos con el 26%. El resto del papel ha sido distribuido entre bancos centrales.

Respecto a la distribución geográfica, el 62% de los bonos se ha colocado entre inversores extranjeros, especialmente procedentes de Alemania, Austria y Francia. El ICO realizó un 'roadshow' previo a esta emisión, en el que se visitaron 36 inversores en 11 plazas europeas diferentes para impulsar la presencia de inversores internacionales.

EL IMPACTO DE LOS BONOS SOCIALES Con los recursos captados con las emisiones de bonos sociales, el ICO se compromete a financiar los proyectos de empresas localizadas en comunidades autónomas con un PIB per cápita inferior a la media española, con el objetivo de promover "el crecimiento económico inclusivo y la necesaria mejora en la distribución de la renta".

De acuerdo con el compromiso de transparencia adquirido con los inversores, el ICO distribuye un reporte de impacto cuando se cumple un año del lanzamiento de este tipo de emisiones. En 2018 se han publicado los informes de las dos transacciones de bonos sociales realizadas en julio y octubre de 2017 -por importe de 500 millones de euros y 500 millones de coronas suecas, respectivamente-.

Con estos fondos, el banco público ha financiado más de 11.200 operaciones de pymes localizadas principalmente en Galicia, Andalucía y la Comunidad Valenciana. Se estima que esta actividad ha permitido generar o mantener más de 60.300 empleos.

Esta es la quinta de esta tipología que lanza el ICO, que ha sido miembro activo del grupo de trabajo que elaboró la guía de "Social Bonds Principles" de la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA, por sus siglas en inglés).

Artículos relacionados