El ín­dice es­pañol afronta las úl­timas seis se­manas de 2018 con una caída del 10%

Los gestores se preparan para un operación maquillaje del Ibex hasta final de año

Los ex­pertos creen que habrá mini 'rally' una vez ab­sor­bido el im­pacto del acuerdo del 'Brexit'

Ibex 35
Ibex 35

¿Última opor­tu­nidad en el Ibex 35? Salvo los dos es­ti­rones del ya muy le­jano mes de enero y el pos­te­rior de mayo, la bolsa es­pañola ha dado muy pocas op­ciones de ganar di­nero du­rantes va­rias se­manas con­se­cu­tivas a los in­ver­so­res. Los ex­pertos creen que en el tramo final de no­viembre y en di­ciembre puede haber una úl­tima oca­sión para que el se­lec­tivo des­pegue desde el nivel de los 9.000 puntos sobre el que ha ter­mi­nado du­rante las úl­timas siete se­siones de un 2018 para el ol­vido.

"Creo que hay razones suficientes para pensar que el Ibex puede subir al menos un 5% hasta que acabe el año. No sería para tirar cohetes, pero permitiría cerrar el ejercicio con un sabor algo menos agrio en la boca. Creo que todo lo peor ya está cotizado y que en un momento de apatía y flojos volúmenes en bolsa, los gestores van tener una buen oportunidad para maquillar el sado final de 2018. Creo que habrá minirally", señalan fuentes bursátiles.

Con el índice bailando alrededor de los 9.000 puntos, el Ibex debe decidir qué camino toma. Los analistas creen que si ha resistido bien el último ataque vendedor provocado por el acuerdo para el 'Brexit' entre Reino Unido y la zona euro es porque ya no tiene mucho más recorrido bajista. Y confían en que si no hay nuevas malas noticias (el presupuesto de Italia, que mantiene el órdago a Bruselas, es la mayor preocupación) habrá rebote en Europa.

Con seis semanas por delante para poner punto y final al ejercicio, el Ibex intenta recuperar la estabilidad tras una catarata de malas noticias en clave nacional. El impuesto a las hipotecas, el duro correctivo a BBVA por las pretensiones del Gobierno mexicano de limitar las comisiones y la incertidumbre política tanto a nivel nacional como en Cataluña han sido duras pruebas para el mercado español, que ahora espera un tramo final de año sin sobresaltos.

"Aunque con dificultad y no en bloque, la banca se ha puesto de pie de nuevo. La mitad de los bancos ha recuperado la pérdida provocada en octubre por la sentencia del Tribunal Supremo. Es una señal de cierta fortaleza. La bolsa española necesita a la banca por el enorme peso que tiene en los índices. Pero parece que, al menos a muy corto plazo, lo peor ha pasado, como demuestra que los inversores bajistas también han bajado el pistón contra los bancos españoles", señalan en un gran 'broker' nacional.

Además, hay valores con buenos fundamentales como la aerolinea IAG o Ferrovial que han sido castigados por el acuerdo del 'Brexit' y que han recuperado potencial alcista de cara a las últimas semanas del año. Por lo tanto, si el mercado es capaz de superar el miedo y empezar la remontada, esta podría coger velocidad. En cualquier caso, los expertos creen que el rebote seria corto y que podría están acompañado de una elevada volatilidad.

"Hay tanta liquidez en las carteras de los gestores que sólo un pequeño empujón comprador sería suficiente para dar alas al Ibex 35", señalan en una gran gestora internacional que cree que puede haber compras tanto para aprovechar el posible tirón de fin de año como para posicionarse de cara a 2019. Por lo tanto, puede haber una última oportunidad de oro para disimular los desperfectos causados por un año bursátil para el olvido.

Artículos relacionados