Bogas re­clama al Gobierno menos “ansiedad” en la transición ener­gé­tica y que se haga “con in­te­li­gen­cia”

Endesa se enchufa a las pilas del coche eléctrico con un plan de recargas a cinco años

La eléc­trica ins­ta­lará 108.000 puntos de re­carga con unas in­ver­siones de 65 mi­llones

Sin título
Borja Prado, en la presentación del plan.

Endesa se ha puesto las pilas del coche eléc­trico y ha lan­zado un plan que prevé ins­talar un total de 108.000 puntos de re­carga pú­blicos y pri­vados para vehículos en los pró­ximos cinco años. La in­ver­sión ini­cial as­cen­derá a 65 mi­llones de eu­ros, con el ob­je­tivo de tener más de 2.000 puntos entre 2019-2020 y más de 6.500 puntos entre 2021-2023. Hay cosas en ciertos sec­tores donde el que no co­rre, ni vuela ni ob­tiene ren­di­mien­tos.

Este plan de infraestructuras de recarga forma parte de la actualización del plan de estratégico que su accionista mayoritario Enel dará a conocer la próxima semana en Italia. La eléctrica presentó en el Teatro Goya de Madrid lo que va a ser el gran desarrollo sobre movilidad que la compañía que preside, Borja Prado, pondrá en marcha, para liderar lo que va a ser el nuevo negocio del sector.

“La movilidad eléctrica es un pilar estratégico para Endesa, ya que se trata de una pieza fundamental para avanzar hacia un sistema energético totalmente descarbonizado en 2050, que es compartido por todos los países que han firmado los acuerdos de la Cumbre de París y por un elevado número de agentes sociales y económicos de muy diversa naturaleza, tanto nacionales como internacionales”, declaró el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

Acuerdos con empresas de coches

La compañía se ha lanzado a este nuevo negocio una vez que los fabricantes automovilísticos han logrado incrementar la autonomía de las baterías y que el precio del coche eléctrico empieza a ser competitivo, frente a los coches de combustión. En la actualidad, el desarrollo de los puntos de recarga está aún en fase muy incipiente por lo que Endesa quiere estar al frente de lo que va a ser un gran negocio para las grandes compañías como Endesa, Iberdrola, Naturgy, Repsol y Cepsa.

La futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en la que trabaja el Gobierno socialista tiene previsto prohibir la matriculación de coches de combustión (gasolina, diésel, gas e híbridos) y en 2050 estará prohibida su circulación. Esto hace que los fabricantes de coches estén también preparándose ya para lo que será la mayor reconversión industrial de las empresas automovilísticas y de componentes.

De momento, sólo alrededor de un 10% de los coches que circulan por España son vehículos eléctricos por lo que el plan de Endesa está dirigido hacia el despegue del futuro coche eléctrico. La compañía no descarta llegar a acuerdos con compañías de coches similares a los que ya tiene firmados con Smart y Mitsubishi.

Con esta última, Endesa han sellado un compromiso, según el cual los clientes de la firma de coches pueden beneficiarse de una oferta especial de suministro eléctrico dentro de la tarifa Tempo Zero Vehículo Eléctrico por la que cada mes los primeros cien kilovatios son a cero euros si se carga desde las 01.00 horas de la madrugada hasta las 07.00 de la mañana.

Con el futuro despliegue de más de 8.500 puntos de recarga pública en 2019-2023, que supone una inversión de 65 millones de euros, y la instalación de unos 100.000 puntos privados, la eléctrica se convierte en una de las pioneras en la movilidad eléctrica del futuro parque de vehículos en España.

Un plan en dos fases

El plan de infraestructuras de Endesa X se desarrollará en dos fases. Una primera, durante los próximos dos años, en la que se establecerá una red de 2.000 puntos de recarga que conectarán las principales ciudades de más de 35.000 habitantes y carreteras, cubriendo los 15.000 kilómetros de vías principales y áreas urbanas, con lo que se garantizará que el 75% de la población dispondrá de infraestructuras públicas de recarga en su municipio. Esto permitirá que los conductores dispondrán siempre de un punto de recarga a una distancia inferior a 100 kilómetros.

En la segunda fase, Endesa instalará más de 6.500 nuevos puntos de recarga de acceso público, tanto en centros comerciales, parkings, cadenas hoteleras, vía pública, para dotar de mayor cobertura de infraestructuras las zonas urbanas de toda España incluyendo las islas. De forma paralela, la eléctrica impulsará el desarrollo de puntos de recarga en parkings privados residenciales y de compañías, con la idea de instalar los 100.000 puntos de recarga en el periodo de cinco años que incluye el nuevo plan.

Sin ansiedad y con inteligencia

Por otro lado, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, declaró al término de la presentación del futuro plan de movilidad eléctrica, que no “pueda la ansiedad” en el proyecto de transición energética y ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que dicho proceso se realice “con inteligencia”, ya que, en su opinión, “es inviable” disponer de un sistema energético 100% renovable de un día para otro.

Bogas se refería concretamente a las prisas que el actual Ejecutivo está mostrando para cerrar el parque nuclear de aquí a 2030 y no alargar el tiempo de 40 años de vida de las centrales atómicas que actualmente funcionan en el país. “Hacerlo con inteligencia es ir introduciendo gradualmente más renovables, gradualmente ir cerrando centrales que hoy en día funcionan”, señaló el alto directico de Endesa. “Queremos muchas veces que el sector eléctrico se produjera mañana, pero eso es inviable”, añadió.

El consejero delegado afirmó que habrá que ir cerrando centrales pero recalcó que este proceso debe llevarse a cabo de ”forma planificada, de forma gradual, que es la que el Gobierno ha dicho”.

Artículos relacionados