Monitor de Latinoamérica

México li­dera la lista y Brasil en­ca­beza los avances en fa­ci­li­ta­ción de ne­go­cios

Luces y sombras en la mejora del clima empresarial en Latam

El en­torno de ne­go­cios avanza en los úl­timos 15 años, pero re­cula en el úl­timo

sede del Banco Mundial
Sede del Banco Mundial.

En un con­texto de menor cre­ci­miento eco­nó­mico del es­pe­rado, de re­duc­ción de la lle­gada de in­ver­sión ex­te­rior y de merma en la com­pe­ti­ti­vi­dad, Latam re­dujo tam­bién el ritmo de avance en clima de ne­go­cios en el úl­timo ejer­ci­cio, si bien lo ha me­jo­rado os­ten­si­ble­mente en la eva­lua­ción de los úl­timos 15 años. No hay dos sin tres, ni me­jora sin em­peo­ra­miento pre­vio. Y menos en el con­ti­nente la­ti­noa­me­ri­cano.

Según el informe ‘Doing Business 2019-Capacitación para reformar’, del Banco Mundial, la región no va mal en un indicador clave para atraer empresas e inversión, con las dos grandes economías y principales destinos de las firmas españolas en la parte alta: México lidera la facilitación de negocios en el área y Brasil es el país que más progresa en este aspecto.

Según el documento, muy seguido en ámbitos empresariales, Brasil fue el país en el que más mejoró el entorno de negocios en el último año y México sigue estando en cabeza como la economía con mejor clima empresarial de Latam, pese a ceder 5 plazas (del lugar 49 al 54 mundial) en el último año. No obstante el deterioro general del último ejercicio, el BM constata una muy positiva evolución en la aplicación de reformas para reforzar el clima empresarial en los últimos 15 años. De hecho, en estos tres quinquenios, el mayor número de reformas vinculadas con la puesta en marcha de empresas se ha registrado en Latam, región que ha reducido a la mitad el número de días que lleva crear una empresa: de 78 de media en 2003 a 32. En el otro extremo se sitúa la cuestión impositiva: la región aún emplea 330 horas en tramitación fiscal, más del doble de las 159 que requiere este proceso en la OCDE.

El informe del BM evalúa regulaciones aplicables a las empresas y que fomentan o restringen la actividad empresarial en 10 áreas de su ciclo de vida: apertura de un negocio; obtención de electricidad; registro de propiedades; acceso y obtención de crédito; permisos de construcción; pago de impuestos; protección a accionistas minoritarios; comercio transfronterizo; cumplimiento de contratos y resolución de insolvencias. Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Hong Kong y Corea del Sur se mantienen en los primero cinco lugares a nivel mundial, mientras que EEUU baja dos posiciones, a la octava, superado por Georgia y Noruega. Reino Unido y Macedonia completan los diez primeros puestos de la tabla. España baja dos puestos, al 30 global.

“Es alentador observar que la implementación de reformas en Latam es constante, pese a que aún se puede hacer más y muchas economías podrían beneficiarse si aceleraran el ritmo de reformas”, según la entidad, que indica que el “progreso continuo y sostenido es clave para mejorar el clima de negocios y promover la empresa privada”. Esta sensible mejora, sin embargo, se paralizó en el último año, lapso en el que solo Brasil avanzó puestos en la clasificación mundial y en el que todos los demás mercados perdieron posiciones excepto Panamá y Venezuela, que repitieron lugar en la tabla. Perú y El Salvador acusaron los mayores retrocesos en el último año.

Chile, en el puesto 56, se sitúa en segundo lugar en Latam en el último ejercicio, tras México, pese a perder un puesto. Detrás está Colombia (65), tercera, con una pérdida de 6 lugares. Costa Rica (67, con un descenso de 6 puestos) y Perú (68, con un retroceso de 10) completan la lista de los cinco mejores mercados en entorno de negocios. Por debajo se hallan Panamá (79, sin cambios); El Salvador (85, con una caída de 12 puestos); Uruguay (95, -1); Guatemala (98, -1); Dominicana (102, -3); Brasil (109, +14); Paraguay (113, -5) Argentina (119, -2) y Honduras (121, -6). Y en la cola, Ecuador (123, -5); Nicaragua (132, -1) Bolivia (156, -4) y Venezuela (188, sin variación) del total de 190 países analizados. El Informe no evalúa la situación de Cuba.

Brasil ocupa una posición mediocre en la tabla, pese a ser el campeón en la mejora del clima empresarial en el último año, tras activar reformas para reducir el tiempo de creación de una compañía: sistemas en línea para la inscripción, obtención de licencias y notificaciones de empleo. Gracias a estas reformas, el tiempo empleado para iniciar una empresa en Brasil se ha reducido de 82 a 20 días. Además, Brasil favoreció el acceso al crédito y el comercio transfronterizo, dos puntos que ayudaron a mejorar el clima empresarial.

México mejoró en el último ejercicio en permisos de construcción, pero sufrió un deterioro en resolución de insolvencias. Y, en cuanto a acceso al crédito, se sitúa junto a Colombia entre las diez economías con mejor desempeño del mundo. Pese a bajar posiciones, Colombia ofrece sensible mejoras en su clima de negocios, con mejoras también en protección a inversores y resolución de insolvencias. Argentina progresó notablemente en apertura de negocio y empeoró en registro de propiedades, mientras que Perú avanzó en apertura de negocio y retrocedió en pago de impuestos.

Artículos relacionados