Su valor bur­sátil ya su­pera el de cinco em­presas de su pró­ximo des­tino, el Ibex 35

MásMóvil traslada a la bolsa su exhibición de fuerza comercial

La am­plia­ción de ca­pital para re­com­prar el bono con­ver­tible de ACS se salda con éxito

MasMovil
MasMovil

Mientras una buena parte de los va­lores del Ibex 35 sufre en este tramo final de 2018, MásMóvil logra hitos en el par­quet. El cuarto ope­rador es­pañol de te­le­co­mu­ni­ca­ciones acaba de ce­rrar con éxito la am­plia­ción de ca­pital de 360 mi­llones de euros para re­com­prar la deuda con­ver­tible que es­taba en manos de ACS. Aunque ha te­nido que prac­ticar un des­cuento del 10% al que se ha ajus­tado al mi­lí­metro la co­ti­za­ción, la com­pañía to­davía man­tiene una subida del 14% en bolsa este año.

Aunque está muy lejos de su récord histórico marcado en marzo de este año en los 130 euros, MásMóvil puede presumir de un palmarés impecable en bolsa. En 2017 fue la gran estrella del mercado con una subida del 235% que ha más consolidado este año, en el que el el grupo ha vuelto a elevar sus previsiones de negocio y ha seguido captando clientes del granero de sus competidores a un ritmo que ha roto las mejores expectativas del mercado.

Pero lo mollar es que una empresa que hasta el verano de 2017 cotizaba en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) ya tiene todas las credenciales para desembarcar en Ibex 35. No hay precedentes de un salto de categoría tan rápido y contundente en una empresa de crecimiento, pero MásMóvil está dispuesta a romper todos los récords sin apenas solución de continuidad. Ya es una de las empresas más valoradas por los fondos extranjeros.

"El descuento del 10% hasta los 100 euros que ha tenido que aplicar a la ampliación es mucho más que razonable. Hay que tener en cuenta desde dónde viene MásMóvil en bolsa. Estaba en unos niveles estratosféricos y además el actual no es precisamente un momento bursátil favorable. Captando 360 millones de euros, la compañía ha demostrado que no ha perdido nada de atractivo para los inversores", señalan en una gran gestora nacional.

Con más de 2.000 millones de valor en bolsa, MásMóvil ya es 'de facto' una empresa del Ibex 35. No es que valga ya bastante más que Dia, Técnicas Reunidas e Indra, sino que ya esta a niveles muy sumilares a los de valores de gran tradición como Meliá o Mediaset. Pero más importante aún es que, tras la ampliación, el 'free'float' de la operadora se dispara hasta el 40%. Ya tiene la liquidez y el tamaño suficiente para afrontar con todas las garantías el desembarco en el selectivo.

Alrededor de 50 fondos han entrado en una operación de la que los analistas hacen varias lecturas. La más importante es que con la colocación se reduce el plazo de conversión de la deuda de ACS y se limita el riesgo de ventas por parte del grupo que preside Florentino Pérez, que se queda con algo menos del 3% del capital.

Mientras, el grupo continua a velocidad de crucero. Tras captar 1,4 millones de líneas en los nueve primeros meses del año, ya ha superado todos sus objetivos para 2018. Tras la última presentación de resultados, la compañía ha elevado sus previsiones para el año completo. MásMóvil prevé un aumento de los ingresos por encima del 17% respecto al 10% previsto inicialmente, y cree que el 'ebitda' se disparará hasta los 330 millones respeto a la estimación inicial de 300 millones.

Unos objetivos ambiciosos con los que mantiene muy altas las expectativas de los inversores, que han convertido a MasMóvil en uno de sus valores preferidos del mercado español. Con el listón muy alto, la compañía tendrá que demostrar ahora en bolsa que es capaz de recuprar los niveles previos a la ampliación (los 110 euros) con la misma velocidad con la que ha ido cumpliendo etapas en los últimos trimestre. A la vuelta de la esquina espera del Ibex 35.

Artículos relacionados