Kutxabank es el mejor en cuanto a mo­ro­sidad y ca­pi­tal, se­guido por Abanca

Los bancos pequeños disparan sus beneficios tras salir de pérdidas Liberbank

Ibercaja en­caja, un tri­mestre más, el coste del ERE en curso y su re­sul­tado cae un 10%

Liberbank
Liberbank

El re­sul­tado con­junto de los cinco bancos más pe­queños, pro­ce­dentes de an­ti­guas cajas de aho­rro, se ha dis­pa­rado un 222% en el tercer tri­mestre hasta los 974,7 mi­llones de eu­ros, gra­cias en buena me­dida a que Liberbank se haya re­puesto de las pér­didas de 270 mi­llones de euros con­ta­bi­li­zados un año an­tes. Kutxabank ofrece las me­jores ra­tios en mora y ca­pi­tal, mien­tras que Ibercaja sufre los costes de la re­duc­ción de plan­ti­lla.

Los bancos más pequeños creados por las antiguas cajas de ahorro han evolucionado de manera muy positiva, en términos generales, en el tercer trimestre del ejercicio y su beneficio se ha disparado hasta los 974,7 millones de euros, muy por encima de los 437,7 millones cosechados hasta septiembre de 2017.

Las cuentas de Liberbank son claves en dicha mejora. Tras anotarse unas pérdidas de 270 millones de euros al cierre de septiembre de 2017, los más de 100 millones positivos logrados por el grupo gestionado por Manuel Menéndez, y presidido sin funciones ejecutivas por Pedro Rivero, permiten el incremento conjunto registrado.

Eso sí, Abanca es a título individual la entidad que mayor beneficio aporta (398 millones de euros) y la subida más significativa en la comparativa interanual (44,1%). Pese a los problemas en Venezuela, país de origen de su presidente Juan Carlos Escotet, el grupo creado sobre las antiguas cajas de ahorros gallegas presentan unas buenas ratios en variables más significativas: 4,5% de morosidad y 14% en la ratio CET1 fully loaded.

No obstante, Abanca se queda en una honrosa segunda posición en esa comparativa de las ratios. Kutxabank, el banco creado por la fusión de las tres antiguas cajas de ahorros, muestra la menor morosidad (4,41%) del grupo de los cinco pequeños y la ratio de capital más elevada (16%). Su beneficio hasta septiembre se ha incrementado en un 10% hasta los 254,2 millones de euros.

Peor parados

En contraposición, Ibercaja se sitúa como el farolillo rojo de este grupo ya que su beneficio se contrae en 10%, hasta los 72,5 millones de euros, como consecuencia del coste del ERE en curso en la entidad presidida por José Luis Aguirre. Además, su morosidad aún es del 7,3% (sólo superada dicha ratio por Unicaja con un 7,5%) y la ratio de CET 1 fully loaded se sitúa en el 10,6%.

Con estos mimbres, Ibercaja prepara su salida a Bolsa que ahora se prevé para 2019, aunque su presidente, José Luis Aguirre, y el consejero delegado de la entidad con sede en Zaragoza, Víctor Iglesias, consideraban que dicho salto no se produciría hasta culminar el plan estratégico fijado hasta 2020.

Así lo aseguraron ambos directivos durante su presentación hace unos meses, aunque ya reconocen contar con el asesoramiento de Rothschild para completar la preparación de ese proceso "dentro del plazo establecido por la normativa vigente". Es decir, antes de finalizar 2020.

Por su parte, Unicaja ha incrementado su beneficio al cierre de septiembre en un 18,4%, hasta los 142 millones de euros. Si su morosidad es la peor del grupo de los pequeños, su ratio CET 1 fully loaded asciende hasta el 13,7%. Por debajo de ese porcentaje se encuentra Liberbank, con una solvencia del 12,1% y con una morosidad en línea con la media del sector (6,15%).

Artículos relacionados