Telefónica, Endesa, Naturgy, Iberdrola... son al­gunas co­ti­zadas que atraen a ges­tores e in­ver­sores

La rentabilidad por dividendos se convierte en refugio bursátil

La caída del Ibex 35 dis­para a casi el 4,5% el re­torno medio de las grandes em­presas

Telefonica
Telefónica

Los des­censos en la bolsa es­pañola de­ri­vados de la ines­ta­bi­lidad po­lí­tica han re­lan­zado la in­ver­sión vía di­vi­dendos en mu­chas de las co­ti­zadas ante el re­punte de su ren­ta­bi­li­dad. Inversores ins­ti­tu­cio­nales apro­ve­chan estas cir­cuns­tan­cias para en­trar en de­ter­mi­nados va­lores que han es­tado cas­ti­gados por el mer­cado, pero que pueden ofrecer ren­di­mientos por la re­tri­bu­ción al ac­cio­nista. En estos mo­men­tos, al­gunas firmas se han con­ver­tido en es­cudo pro­tec­tor.

Al Ibex 35 no le acompaña mucho la fortuna desde hace más de medio año. Los máximos decrecientes que viene trazando desde el mes de junio han espantado a muchos operadores. La guerra comercial de Estados Unidos o la inestabilidad política con la presentación de los presupuestos italianos han ejercido de freno de mano para el índice de referencia del mercado español.

Sin embargo, muchos expertos siguen sosteniendo que a las cotizadas de la bolsa española hay que sumarle una variable bastante importante a la hora de contabilizar los retornos que se plasman en las carteras: la rentabilidad por dividendo. Principalmente, porque del entorno europeo es el que ofrece los rendimientos más atractivos para los inversores, debido a las políticas acometidas por parte de las empresas españolas.

Por eso, los descensos desmesurados del selectivo nacional son aprovechados por inversores de largo plazo, que tienen la intención de pescar las mayores ganancias posibles. Tanto es así que, para el 2018, la rentabilidad por dividendo estimada supera el 4,3%, mientras que para el próximo año se sitúa sobre el 4,7%; y en superior al 5% para 2020. Un factor a tener en cuenta para tomar posiciones en según qué valores.

Durante el presente ejercicio hay más de una decena de empresas que cotizan dentro del Ibex 35 cuya rentabilidad por dividendo excede el 6%. Estas son DIA, Mediaset, Endesa, Mapfre, Enagás, Sabadell, Santander, Bankia, BBVA, Telefónica, Naturgy y Repsol. En este sentido, hay que tener en cuenta que hace unos meses la cifra era bastante inferior, por lo que el panorama ha cambiado radicalmente.

Utilities y Telefónica, en el radar

Las utilities, de las que destacan principalmente Endesa y Enagás, son los dos títulos más defensivos teniendo en cuenta su cotización y el pago a sus inversores. Y es que ninguna de las dos refleja caídas en términos anuales. En el caso de la primera, tiene una rentabilidad por dividendo del 7,3%. La segunda llega a un rendimiento del 6,1%, teniendo en cuenta la volatilidad que ha agitado a los mercados.

Asimismo, Telefónica es otro de los grandes nombres que aparece en este capítulo. Muy castigada en las últimas fechas con unos descensos bastante notables, muchos inversores institucionales tienen a la operadora en el radar por el apetitoso dividendo que ahora mismo ofrece.

Los últimos retrocesos han permitido que la rentabilidad por dividendo estimada supere el 6%. Un porcentaje que resulta bastante elevado y atractivo para algunas gestoras de fondos, teniendo en cuenta que es una de las firmas de telecomunicaciones más importantes de Europa, con un nivel de facturación que supera los 52.000 millones de euros. Por tanto, a tener en el radar.

DIA y Mediaset, las más inestables

Las dos que lideran esta situación de ventaja en cuanto a la inversión por compensación al accionista son DIA y Mediaset. La cadena de alimentación, cuya rentabilidad por dividendo es del 9,4% aproximadamente, tiene la sombra de la duda del recorte de la retribución al inversor en el futuro. Además, los rumores de OPA tampoco ayudan, aunque el porcentaje es realmente llamativo y a tener en cuenta por los particulares.

Por su parte, Mediaset refleja una rentabilidad por dividendo que supera el 9% para el próximo ejercicio. La firma de Fuencarral ha descendido más de un 20% en los mercados por la crisis que está viviendo el sector de medios de comunicación. Aún así, sigue centrándose en captar nuevas inversiones vía dividendo con un payout absolutamente tentador.

Con todo y con ello, fuentes del mercado consultadas considera que Mediaset no es precisamente el mejor valor en el que estar “ni siquiera en inversión por dividendo”, porque es bastante probable que por los números que presente “pueda verse obligado a reducir la partida del beneficio que dedica al pago a sus accionistas”.

Artículos relacionados