DESDE EL PARQUET

Bankinter, con el riesgo en los talones

El sector ban­cario ha pro­ta­go­ni­zado una in­tere­sante reac­ción du­rante el mes de sep­tiembre gra­cias a la mayor es­ta­bi­li­za­ción de los mer­cados emer­gentes y la pro­gre­siva dis­mi­nu­ción de las ci­fras de mora.

Las entidades financieras que operan en España registraron el pasado mes de julio una tasa de morosidad del 6,35%, ligeramente por debajo del 6,39% de junio. Un progresivo descenso que ha situado este indicador en su nivel más bajo desde marzo de 2011, según los datos provisionales publicados el viernes por el Banco de España. Cifras que poco a poco van regresando a la normalidad y que están reforzando la confianza en el sector.

Entre los valores más alcistas del selectivo español en septiembre se ha situado Bankinter, liderando los valores del grupo. La entidad se ha visto animada especialmente por el anuncio de la compra a EVO Banco del negocio de banca minorista en España y el negocio de financiación al consumo en Irlanda (Avantcard).

Una operación que permitirá al banco ampliar su base de clientes digitales, un objetivo prioritario para el desarrollo de su modelo de negocio de banca digital con la que espera generar grandes sinergias de costes,

Al tiempo, ampliará su diversificación internacional del negocio de financiación al consumo al unirse a su reciente entrada en Portugal en 2016 y a la creación de un banco en Luxemburgo en 2012.

Una operación calificada como interesante por los analistas pues le permitirá mantener un buen perfil de riesgo de la entidad. Con todo, la mayoría de operadores coinciden en señalar que el grupo no tiene demasiado recorrido alcista este año.

Es más, en el corto plazo se esperan algunas correcciones que podrían poner en riesgo el soporte de los 7,8 euros por acción, por lo que aconsejan mantener a la espera de que sus cuentas reflejen las buenas noticias.

Artículos relacionados