DESDE EL PARQUET

Catenon, poca deuda y más tecnología

El pro­ceso de re­es­truc­tu­ra­ción total ini­ciado en 2013, con cambio del mo­delo de ne­gocio in­cluido, pa­rece em­pezar a dar sus frutos a Catenon. Los re­sul­tados del tercer tri­mestre pre­sen­tados a me­diados de oc­tubre re­flejan un in­cre­mento del margen bruto de 223.000 eu­ros, un 4% más.

Un crecimiento producto de las decisiones adoptadas por el equipo gestor para centrar a toda la organización sobre clientes rentables, recurrentes y de menor riesgo comercial y operativo.

Todo ello, con una idea clara de potenciar a medio plazo soluciones tecnológicas más eficientes de alcance global, con menos requerimiento de capital humano. De este modo, la contención del gasto operativo, junto a este crecimiento del margen bruto ha permitido a la compañía impulsar tanto el margen operativo y como el Ebitda, con crecimientos del orden del 12% respecto a 2017.

La reciente sacudida sufrida por las empresas de pequeña capitalización ha golpeado en la línea de flotación del grupo. Las acciones de Catenon han entrado en el último mes en una fase de ida y vuelta, una auténtica montaña rusa, que se ha traducido finalmente en una intensa caída de su cotización del 15% que le ha llevado a perder toda la rentabilidad que venía acumulando en el año.

Los operadores, con todo, creen que la positiva evolución de sus cuentas debe acabar convenciendo al mercado y conforme que apacigüe la inestabilidad actual de la renta variable, los precios actuales del grupo supondrán una excelente oportunidad de entrada en un valor con una clara apuesta tecnológica, convencido de la necesidad de ajustar costes, y volcada por un total desapalancamiento.

La deuda neta de la multinacional tecnológica española de búsqueda global de profesionales que opera bajo el modelo web con presencia en más de una treintena de países es prácticamente cero. Una sustancial ventaja competitiva de cara a la previsible subida de tipos en los próximos años. No obstante, su baja capitalización, apenas supera los 11 millones de euros, y su escasa liquidez suponen un serio hándicap a tener en cuenta.

Artículos relacionados