Monitor del Seguro

El 70,8% de las com­pañías de ban­ca­se­guros acaba el se­mestre con alza de primas

La banca consolida su liderazgo en Vida

Acapara el 68% del ne­gocio de Vida Riesgo y el 72% de Vida Ahorro

Seguros
Seguros/Icea.

Que el ne­gocio del se­guro de Vida no va bien no es ningún se­creto. El pro­lon­gado con­texto de bajos tipos de in­terés y la vo­la­ti­lidad de los mer­cados ha pa­sado una ele­vada fac­tura a los in­gresos del sector por la venta de estas pó­li­zas. Las primas caen a un ritmo del 4,45% en el primer se­mestre del año, según los úl­timos datos pu­bli­cados por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA).

Pero decir esto es generalizar mucho. No todo va mal. De hecho, hay un tipo de seguros que está evolucionando muy bien, los de Vida Riesgo, cuya facturación ha crecido en el primer semestre del año nada menos que un 11,4%.

Estos seguros están vinculados a la vida humana y generan el cobro de una indemnización en caso de muerte o invalidez; y como los seguros de Vida en general, este negocio es cosa de bancos. El conjunto de entidades aseguradoras que son filiales de grupos financieros (bancos, cajas laborales y cooperativas de crédito) o mantienen alianzas de bancaseguros facturaron en los seis primeros meses del año 1.623 millones de euros por la venta de este tipo de pólizas frente a los 742 millones del resto de aseguradoras, según se desprende del análisis de las 57 entidades individuales de las que ICEA ofrece datos desagregados por productos de Vida.

La cuota de mercado de la banca en Vida Riesgo es del 68,6% de las primas y del 61,6% de las provisiones matemáticas. No obstante, para ser justos hay que decir que el gran peso de la banca en este ramo se debe sobre todo a la aportación de la entidad líder en el mercado asegurador, VidaCaixa. Sin sus primas y reservas la cuota de mercado del canal bancoasegurador se reduciría hasta el 42,7% y 47,9%, respectivamente. Aún así este grupo de compañías seguiría dominando el mercado, pero no con tanta holgura.

Las filiales de bancos y las alianzas de bancaseguros son las que mandan, y también las responsables de buena parte del avance del sector en este negocio en racha. El 70,8% de las compañías ha logrado acabar el semestre con incrementos de primas en tasa interanual frente al 57,7% del otro conjunto de aseguradoras. No obstante, son tres entidades de este último grupo las líderes por crecimiento en primas de Vida Riesgo: Mutual Médica (210,4%), PSN (122%) y Seguros El Corte Inglés (31,6%). Dentro de bancaseguros los mayores avances en el semestre los protagonizaron Santander Vida (29,6%), Seguros Lagún Aro (26,8%) y VidaCaixa (26%).

Los primeros puestos de los descensos más abultados corresponden a tres compañías vinculadas a entidades bancarias: Pastor Vida (-60,7%), Allianz Popular Vida (-29,7%) y Caja Granada Vida (-21,5%). La situación de las dos primeras está probablemente relacionada con la compra por parte de Santander de Banco Popular.

La otra ‘pata’ del seguro de Vida es Vida Ahorro, donde las cosas, en general, van bastante peor, con una caída de las primas en los primeros seis meses del año del 7,25%. Estos seguros tienen como objetivo principal el ahorro a largo plazo y, en muchos casos, están diseñados para complementar la pensión pública de jubilación. El dominio de la banca en este ámbito es aún mayor que en el anterior, con una cuota de mercado del 72,1% de las primas y del 65,3% de las provisiones; un poderío que también deben en gran medida a la hegemonía de VidaCaixa en el mercado.

En cualquier caso, esta supremacía no les ha servido para dar esquinazo al negativo impacto del actual entorno de tipos de interés en la venta de estos productos. Sólo en torno al 40% de las filiales de seguros de la banca o alianzas de bancaseguros ha logrado crecimientos de primas, un porcentaje similar al de las aseguradoras ‘puras’. En este contexto tan poco optimista la entidad de este grupo que mejor desempeño ha exhibido ha sido Abanca Vida, con un 398,5% de incremento de primas gracias a su apuesta decidida por los Unit Linked, seguros en los que el tomador asume el riesgo y que, en principio, son más atractivos en un contexto de tipos a la baja.

Estrategia de éxito

La misma estrategia explica el éxito en los primeros seis meses de la compañía que ha protagonizado el crecimiento más espectacular en primas de Vida Ahorro del grupo de las aseguradoras no relacionadas con el sector bancario, Seguros El Corte Inglés, con un avance del 1.233,7%. La entidad ha pasado en solo un trimestre de contar con unas primas por la venta de Unit Linked de apenas 160.000 euros a 28,7 millones.

Bankinter Vida y Caja de Ingenieros Vida completan el trío ganador de este ranking en el lado de los bancos, con avances en primas del 97,4% y 53,1%, respectivamente. En el primer caso, la entidad ha crecido sobre todo en rentas vitalicias procedentes de la venta de algún elemento patrimonial, productos que el sector está fomentando como sistema de previsión complementario, y en planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). Y en el segundo, en PIAS y en seguros individuales de ahorro a largo plazo (Sialp). Fidelidade y HNA completan el ‘Top 3’ del ranking de aseguradoras no vinculadas al sector bancario con incrementos del 84% y 35,6%, respectivamente. En el primer caso también gracias a los Unit Linked, y en el segundo a los Sialp.

En el lado de los descensos, de nuevo se encuentran tres entidades relacionadas con la banca entre las que más caen en primas. El primer nombre, como en Vida Riesgo, es Pastor Vida (-102,7%). Le siguen Unión del Duero Vida (-65,6%), que en la primera parte del año se ha incorporado al Grupo Unión Duero Vida procedente de Grupo Mapfre. Cierra este trío Bankia Mapfre Vida (-45,4%), que solo logra crecimientos en primas por la venta de Rentas de entre los productos de ahorro.

Parece que la historia de la evolución del seguro de Vida depende mucho de quién la cuente, y desde qué lado del negocio se analice. En Vida Riesgo, la marcha es satisfactoria, siendo las entidades de bancaseguros las que, en general, con más ímpetu están tirando del mercado. En Vida Ahorro el panorama es más complejo. Ambos grupos de entidades sufren el impacto de los bajos tipos de interés, apreciándose una mejor evolución de las compañías, sea del tipo que sean, que están apostando por productos alternativos a los tradicionales como los Unit Linked.

Artículos relacionados