Iberdrola negocia la venta de su termosolar de Puertollano a ContourGlobal

Oficina de Iberdrola
Oficina de Iberdrola

Iberdrola prosigue con su plan de desinversiones, tras cerrar este martes la venta de Scottish Power Generation -donde aglutinaba sus activos de generación convencional en Reino Unido-, y negocia la venta de su planta termosolar de Puertollano al grupo ContourGlobal.

Según confirmó la firma británica en un comunicado, ha mantenido negociaciones con la energética española respecto a la compra de la central termosolar, que cuenta con una potencia de 50 megavatios (MW), y subraya que "realizará un anuncio adicional cuando sea apropiado".

Según adelanta este miércoles 'El Economista', la operación de venta de la planta de Puertollano de Iberdrola a ContourGlobal estaría valorada entre 150 y 190 millones de euros.

El pasado mes de febrero, ContourGlobal compró a Acciona su cartera de plantas termosolares en España, cinco instalaciones en operación desde hace años que sumaban un total de 250 megavatios (MW) de potencia, por unos 1.000 millones de euros.

De concretarse esta nueva venta, el grupo presidido por Ignacio Galán daría un paso más en su plan de rotación de activos por valor de 3.000 millones de euros enmarcado dentro de su plan estratégico 2018-2022.

Este martes, Iberdrola alcanzó un acuerdo con la británica Drax Group para la venta de la totalidad de su participación en Scottish Power Generation por un importe de 702 millones de libras esterlinas (unos 801 millones de euros).

Iberdrola se desprende así de una capacidad total instalada de generación de energía eléctrica convencional de 2.566 megavatios (MW) en el Reino Unido, país en el que se convierte así en la primera energética 100%.

MÁS DE 1.000 MILLONES EN DESINVERSIONES. La operación sobre Scottish Power Generation se suma a la venta del negocio de almacenamiento de gas en Estados Unidos y a la participación minoritaria en Tirme, siendo el importe total de transacciones anunciadas en 2018 superior a los 1.000 millones de euros.

Junto a estas desinversiones, Iberdrola también estudia la venta de sus plantas de cogeneración en España. En concreto, la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán cuenta con un total de 19 plantas de cogeneración en España, con una potencia de 368 MW.

Esta rotación de activos se enmarca dentro de la senda hacia la descarbonización de la compañía y el cambio de plantas contaminantes en su cartera por una clara apuesta por las renovables.

En febrero, Iberdrola lanzó su plan estratégico para 2018-2022, periodo en el que prevé invertir 32.000 millones de euros y situar su beneficio al final del periodo entre los 3.500 y 3.700 millones de euros.

Artículos relacionados