Aumentan los plazos de pago y la mo­ro­sidad y el Gobierno se ve in­capaz de hacer frente al pro­blema

Aumenta el riesgo de severa recesión en Turquía

Crédito y Caución con­firma el de­te­rioro en pagos de al­gunos sec­tores im­por­tantes

Morosidad
Morosidad

Alerta en las em­presas es­pañolas con in­tereses en Turquía. El úl­timo in­forme di­fun­dido por Crédito y Caución ad­vierte de que la eco­nomía turca, por su vul­ne­ra­bi­lidad a la in­te­rrup­ción de los flujos de ca­pital y la fuerte de­pre­cia­ción de la lira, que ha per­dido al­re­dedor del 40% de su valor frente al dólar y el euro desde enero, se en­cuentra en si­tua­ción ex­trema con ele­vado riesgo de re­ce­sión se­ve­ra..

El informe recalca que en septiembre el Banco Central incrementó los tipos de interés de referencia de 17,75% a 24%, “lo que superó las expectativas del mercado y ha llevado a una estabilización del tipo de cambio, por el momento”. No obstante, “las altas tasas de interés tendrán un efecto adverso en el crecimiento económico en 2018 y 2019, lo que, en combinación con una interrupción repentina en las entradas de capital, podría resultar en una crisis crediticia”.

Crédito y Caución, que cubre las operaciones de exportación de empresas españolas a este mercado, recuerda que gran parte de la deuda corporativa está denominada en moneda extranjera. El alto nivel de deuda externa, mayoritariamente de bancos y corporaciones, alcanza los 220.000 millones de dólares, lo que supone el 200% de las exportaciones de bienes y servicios. En caso de una depreciación real permanente de la lira del 30%, la deuda superaría el 80% del PIB para 2023.

“Las empresas no financieras en particular corren un riesgo cambiario sustancial: aproximadamente la mitad de sus préstamos totales, cerca del 70% del PIB, están denominados en moneda extranjera, mientras que los activos en divisas solo cubren alrededor del 40% de los pasivos. Las empresas turcas, particularmente en los sectores de la energía, materiales de construcción, acero, transporte y productos químicos, se han endeudado ampliamente en moneda extranjera”, explica.

El informe de Crédito y Caución confirma que, en algunos sectores importantes, el comportamiento en pagos ya se ha deteriorado, con ampliación de los plazos de pago y incremento de la morosidad. La aseguradora española anticipa un incremento de las insolvencias de empresas turcas, que se mantienen en un nivel elevado, con el 80% de las empresas de reciente creación que fracasan en los primeros tres años.

Artículos relacionados