Solo los planes con en­foque a bolsa baten a la in­fla­ción en ren­ta­bi­li­dades anuales

Los planes de pensiones siguen haciendo aguas en España pese a su repunte

Menos de un 20% de los es­pañoles des­tina parte de sus aho­rros a estos sis­temas de in­ver­sión

Pensiones
Pensiones y pensionistas.

El tiempo deja muy claro en re­la­ción a cuáles pueden ser los ac­tivos de in­ver­sión más ren­ta­bles para la ju­bi­la­ción. Los planes de pen­siones en España, pese a que tienen tras de sí un ím­petu de las en­ti­dades ban­ca­rias para su con­tra­ta­ción, ca­recen de ex­ce­siva acep­ta­ción entre los aho­rra­do­res. Y es que menos de un 20% opta por este tipo de pro­duc­tos. Además, los datos re­flejan que este mismo año solo hay dos ca­te­go­rías que baten a la in­fla­ción y de cara al largo plazo ofrecen ren­di­mientos en su con­junto por de­bajo del 4%.

La crisis de las pensiones está provocando el miedo de las nuevas generaciones en cuanto a si será posible que cobren algo por parte del estado cuando les llegue el momento de terminar de trabajar. El ahorro alternativo es una opción que se empieza a tener en cuenta considerablemente. Sin embargo, esa posibilidad de ir guardando no pasa, ni mucho menos, por los planes privados.

El último observatorio realizado por Inverco fue realmente llamativo: El 16,4% de los españoles mantiene una parte de sus ahorros para la jubilación en Planes de Pensiones Individuales (7,6 millones de cuentas de partícipes), un porcentaje que se eleva al 20% incluyendo los Planes de Pensiones de empleo. Es decir, menos de dos de cada diez españoles optan por estos mecanismos para invertir de cara a su retiro.

Todo ello, pese a que el patrimonio medio invertido en Planes de Pensiones Individuales en España aumentó un 8,2% a lo largo de 2017, hasta alcanzar los 9.743 euros. Si se compara el patrimonio medio acumulado por partícipes en España con la pensión media anual de jubilación a finales de 2017, el ahorro acumulado en Planes individuales supone el 65% de la pensión pública de un año.

El patrimonio acumulado por las familias españolas en Planes de Pensiones Individuales creció un 5,5% en 2017, hasta alcanzar los 74.376 millones de euros. Madrid, Cataluña y Andalucía concentran el 56% del ahorro en Planes de Pensiones, mientras que su población total representa el 48% de la población, según los datos recogidos a diciembre de 2017.

En general, se observa un ligero repunte que sigue muy lejos de los objetivos de bancos y gestoras. El ahorro acumulado en Planes de Pensiones mixtos capitaliza más de la mitad del patrimonio (54,6%) y el 52,7% de los partícipes. Mientras, el porcentaje de ahorro en Planes de Pensiones de Renta Fija y garantizados continúa reduciéndose hasta un tercio del total (frente al 43% del año pasado y el 63% de 2012).

Y es que el patrimonio en Planes de Pensiones Individuales supone el 6,4% del PIB español, en línea con los datos de los dos años anteriores. Si al sistema individual se le sumara el sistema de empleo, apenas alcanzaría el 10% del PIB a nivel nacional, por debajo del umbral mínimo recomendado del 25%, lo que confirma el insuficiente grado de desarrollo del sistema de capitalización en España.

Fuentes del mercado sostienen que estos datos reflejan que los españoles siguen desconfiando de estos vehículos de inversión a largo plazo por dos factores. El primero de todos, que aún no se ha interiorizado que las pensiones “muy probablemente se vean reducidas los próximos años” y porque la capacidad de ahorro de las nuevas generaciones “es muy escasa teniendo en cuenta el niel de los salarios en España”.

Rentabilidades escasas

El tercer factor, y de gran importancia, según señalan los expertos es que los retornos que proporcionan están por debajo de las expectativas. Sin ir más lejos, las cifras anualizadas son muy reveladoras, puesto que únicamente los planes de pensiones de renta variable y renta variable mixta consiguen batir a la inflación con rentabilidades del 5,54% y 1,89% respectivamente.

En media, los Planes de Pensiones del Sistema Individual sitúan su rentabilidad interanual en el 0,54%, por debajo de la inflación. Los planes de renta fija y los garantizados, se mantienen en rentabilidad negativa en el último año. Además, con un horizonte temporal de quince años las rentabilidades de estos productos están o por debajo del 2% anual o muy cerca de ese nivel. Poco rentable si se pretende aumentar el poder adquisitivo bajo con el ahorro.

Artículos relacionados