DESDE EL PARQUET

Colonial, activos de futuro

Los re­cientes ajustes su­fridos por Inmobiliaria Colonial han puesto en riesgo la ten­dencia al­cista que viene man­te­niendo el grupo desde 2014 y es­pe­cial­mente desde su re­greso al Ibex 35 hace poco más de un año.

Con todo, las acciones de la socimi mantienen una ganancia del 6% en el conjunto del ejercicio ante la atenta mirada de los operadores que buscan aprovechar la intensa transformación del grupo y una creciente actividad de negocio en su objetivo de recuperar glorias pasadas.

En este sentido, y aprovechando el buen momento del mercado de inversión de oficinas en Madrid, Colonial ha procedido en estos días a la venta de siete edificios de oficinas y un proyecto llave en mano en Madrid. El precio de estos activos se ha elevado a los 441 millones de euros, con una prima del 12% respecto a su última valoración.

El total de activos vendidos por Colonial tiene una superficie bruta alquilable de 106.574 metros cuadrados y están ubicados en su mayoría fuera del distrito central de la ciudad. Se trata de activos maduros y no estratégicos para la compañía, pues tras una reciente transformación inmobiliaria, han alcanzado altos niveles de ocupación y el punto máximo del ciclo de creación de valor inmobiliario.

Los fondos recibidos por las desinversiones se destinarán principalmente a financiar la cartera de proyectos de oficinas de alta calidad de 320.000 metros de superficie y al programa de compras de la compañía. El endeudamiento neto del grupo tras la desinversión de estos activos se situará por debajo del 40%.

Según la compañía, estas operaciones de desinversión se enmarcan en su estrategia de "focalizarse" en activos "prime" de máximo valor añadido, donde la demanda y el crecimiento de valor son más notables.

Dentro de este parámetro se sitúa la nueva apuesta de Inmobiliaria Colonial por Utópicus. Una innovadora red en la gestión de espacios y comunidades de “coworking” que quiere convertirse en referencia en España.

De momento, contará con seis edificios en Madrid y otros cuatro en Barcelona, destinados a desarrollar un ecosistema de trabajo diferente para mejorar la organización y productividad de las empresas sin olvidar el bienestar de los trabajadores. Un proyecto adquirido en 2017 y en el que Colonial tiene depositadas grandes expectativas con el fin de seguir asentándose como una de las inmobiliarias líderes en España.

Motivos más que suficientes para pensar en un repunte de la acción hacia sus máximos anuales en los próximos meses.

Artículos relacionados