LA SEMANA BURSÁTIL

Buena relación riesgo/oportunidad

Las pre­siones ven­de­doras vol­vieron a ate­nazar a los mer­cados de va­lores la se­mana pa­sada, lo su­fi­ciente para evitar acabar sep­tiembre en po­si­tivo. La opor­tu­nidad se abre al in­ver­sor.

El Ibex 35 cerró el global de las cinco últimas sesiones con un recorte del 2,1% para cerrar el mes con una ligera caída del 0,1 %.

El foco de atención se situó en la decisión de la Fed de subir en un cuarto de punto sus tipos de interés hasta un rango de entre el 2% y el 2,25%. La entidad norteamericana dejó además las puertas abiertas para una nueva subida en diciembre y otras tres a lo largo del año que viene. Un alza que sitúa su política monetaria en los niveles previos a la crisis.

La clave ahora que ronda en la mente de los operadores es cómo la Fed va a equilibrar la necesidad de subir el precio de dinero para evitar que la economía se recaliente sin lastrar el crecimiento. Aunque esta no debería ser una preocupación, creciendo a un ritmo del 4,2%.

De hecho, los números juegan a favor. La economía americana se ha estado expandiendo a su ritmo más rápido este ejercicio y la tasa de desempleo ha caído a un mínimo en varios años, situándose en niveles de pleno en empleo. Mientas Wall Street se mantiene firme en zona de máximos. Motivos suficientes para seguir confiando en la estrategia seguida hasta ahora.

En Europa, en cambio, aún parece lejos las posibles subidas de interés aunque en octubre, el BCE, empezará ya a reducir su actual programa de compra de bonos. Recorte que está generando cierta preocupación por los efectos negativos en aquellas empresas que se han estado acogiendo a estos estímulos para financiarse.

En estos días ha crecido el foco de preocupación en torno a Italia por el tira y afloja entre los miembros del Gobierno actual para mantener el déficit en el 1,6% o dejar que se dispare de nuevo por encima del 2%, Esta última postura ha acabado por imponerse, lo que augura fuertes tensiones dentro del propio Gobierno como en su relación con la zona euro.

Por si eso fuera poco, Organización Mundial del Comercio (OMC) ha reducido sus estimaciones de crecimiento para el comercio mundial debido a las tensiones arancelarias. La organización cree que la actividad comercial crecerá este año un 3,9%, cinco décimas menos que las estimaciones del 4,4% realizadas en abril.

A este complicado escenario se une la fuerte escalada del precio del crudo por encima de los 82 dólares. Algunos analistas empiezan incluso a hacer cábalas sobre cómo podría afectar una subida hasta los 100 dólares por barril de Brent al conjunto del mercado y las cifras que se manejan no son alentadoras.

Con todo, los expertos siguen creyendo que las bolsas europeas en general y las españolas en particular tienen margen de mejora y esperan que los tres próximos meses se produzca un ligero rally que permita cerrar el año, al menos en los mismos niveles de su inicio. Máxime cuando se empieza a observar una progresiva recuperación de la banca.

Calendario semanal de Bolsa

La primera semana de este mes de octubre se presenta cargada de indicadores de actividad a una y otra orilla del Atlántico, pero el principal foco de interés está puesto en el informe de empleo de EEUU.

Hoy lunes, los inversores deberán estar atentos a la batería de datos PMI del sector manufacturero y del paro en la zona euro. En EEUU se conocerá el ISM y el PMI manufacturero, así como los datos de construcción correspondientes al mes de septiembre. En España se conocerán las ventas al por menor.

La sesión del martes vendrá marcada por la tasa de paro en España, aunque este no suele ser un indicado que mueva en exceso a los mercados, las ventas al por menor en Alemania y los precios de producción en la zona euro.

La agenda financiera internacional estará bastante más cargada de citas importantes el miércoles, con los datos de actividad PMI servicios y las ventas al por menor de la zona euro, mientras que en EEUU se publicarán la encuesta privada ADP de creación de empleo, el PMI servicio y el ISM no manufacturero.

Para el jueves, en cambio, apenas destacan los datos de pedidos de bienes duraderos en EEUU.

La semana bursátil se cerrará el viernes con las cifras de producción industrial en España, los pedidos industriales de Alemania y, sobre todo, con el informe de empleo americano correspondiente a septiembre y que seguramente seguirá arrojando cifras espectaculares en la tasa de paro con niveles de pleno empleo.

Artículos relacionados