El nuevo es­ce­nario eu­ropeo evi­taría des­cuentos sig­ni­fi­ca­tivos en las va­lo­ra­ciones

La banca de inversión reactiva las salidas a Bolsa al calor del primer rally del año

Varias em­presas se pre­paran para poner final al parón de las úl­timas se­manas de 2017

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

La bolsa es­pañola se pre­para para una ava­lancha de sa­lidas a Bolsa. No solo están pre­pa­rando su salto al mer­cado las em­presas que te­nían entre sus planes em­pezar a co­tizar en el primer tri­mestre de 2018; tam­bién lo harán aque­llas en cuyos planes se cruzó la crisis ins­ti­tu­cional de Cataluña y las dudas de los in­ver­so­res, que exigían enormes des­cuentos a cambio de com­prar papel de em­presas es­paño­las. Pero todo pa­rece em­pezar a cam­biar en los pri­meros días de enero.

“Desde el 1 de octubre, salir a bolsa suponía aceptar descuentos que respecto a las valoraciones previas podían alcanzar más de un 10%. En estas condiciones, merecía la pena esperar porque la situación no podía ser más difícil en pleno desafio secesionista en Cataluña y con muchas dudas respecto a las decisiones de los bancos centrales en sus últimas reuniones del año”, señalan en un gran banco de inversión internacional.

Despejadas algunas incógnitas importantes, las salidas a bolsa están de vuelta. En realidad nunca fueron paralizadas. Por el contrario, estaban en modo de espera. Y ahora todo ayuda para que los meses de febrero y marzo puedan llenarse de grandes operaciones. Metrovacesa puede dar el pistoletazo de salida este mes de febrero con un valor de mercado superior a los 2.500 millones de euros y dar un paso más en la paulatina vuelta de los viejos gigantes del ladrillo a la bolsa.

“Si se forma gobierno en Alemania podemos ver una etapa de mucha tranquilidad en los mercados en las próximas semanas. Es verdad que Cataluña va seguir provocando sobresaltos, pero éstos están ya muy descontados por el mercado. Salvo catástrofe, la situación catalana no debería interferir en el proceso de colocaciones de empresas en el mercado a partir de ahora”, señalan fuentes financieras.

Via Celere, HI Partners, Témpore Properties, Aelca o Testa está ya en la rampa de salida. En los cuarteles generales de los bancos de inversión no creen que la situación de los mercados y la percepción de la situación política en España dé para un aumento de las valoraciones… Ni mucho menos. Pero sí para evitar que los inversores institucionales sufran un nuevo ataque de escepticismo y obliguen a las empresas a sacar la tijera.

La opinión general es que el mercado de salidas a bolsa seguirá siendo muy fluido este año. Por lo tanto, dará continuidad a un 2017 en el que según Dealogic hasta 1.700 empresas debutaron en el parqué en todo el mundo. La cifra fue una 40% superior a la del año anterior y supone que los mercados bursátiles cumplieron su función de mecanismo de financiación de las empresas como nunca desde que en 2008 empezó la crisis financiera que secó de liquidez los mercados mundiales.

Sólo en Europa el número de salidas a bolsa creció también más de un 40% el año pasado, todo un aval para que España pueda dar continuidad a la corriente de colocaciones que con moderación –sólo Prosegur Cash, Neinor, Gestamp, Unicaja y Aedas concretaron sus ofertas públicos- se produjeron el año pasado. Una buena cifra, aunque inferior a la de los ejercicios 2014 y 2015 y sólo una más respecto a las cuatro de 2016.

Artículos relacionados