La in­ver­sión en ho­teles bate ré­cords en 2017 y puede re­edi­tarlos en el nuevo año

La fiebre hotelera lo inunda todo y promete un 2018 muy caliente

Los ho­teles se han con­ver­tido en un ele­mento in­dis­pen­sable para con­se­guir ren­ta­bi­li­dades sig­ni­fi­ca­tivas

Hoteles Madrid
Hoteles Madrid

Ponga un hotel en su vida. Este es el nuevo es­logan de com­pañías in­mo­bi­lia­rias, em­pre­sa­rios, en­ti­dades fi­nan­cie­ras, in­ver­sores de alto stan­ding y grandes for­tunas que han dis­pa­rado la in­ver­sión ho­te­lera cla­ra­mente por en­cima de los 3.000 mi­llones de euros en 2017. Es la cifra más alta de la his­toria (superando de largo el an­te­rior ré­cord de algo más de 2.500 mi­llones de euros de 2015) y pro­mete un 2018 de alto vol­taje a la vista de los úl­timos mo­vi­mien­tos.

La lista es larga y el movimiento transversal de todo el tejido económico. Sólo en diciembre, la socimi Hispania ha adquirido la cadena hotelera Alua y sus siete hoteles de Canarias y Baleares por 165 millones de euros. Y sin solución de continuidad, quien ya cuenta con la cartera de hoteles más potente del mercado español ha comprado a Grupo Barceló el 24% que le quedaba en Bay Hoteles Leisure por 172,4 millones. La socimi (la estrella del sector en Bolsa en 2017 con una revalorización del 40%) ya tiene el 100% del capital.

En paralelo, el negocio hotelero gana visibilidad en la oferta de productos de inversión. Bankinter ofrece a sus clientes de banca privada participar en una socimi cuyo activo es una selección de hoteles españoles vacacionales y urbanos entre cuatro y cinco estrellas que saldrá a bolsa en el primer trimestre de 2018. Parte con un capital de 200 millones de euros y sus accionistas básicos serán los clientes de Bankinter, que ya se han comprometido a aportar alrededor de 120 millones.

Por lo tanto, la fiebre hotelera lo inunda todo. Es la misma que ha llegado a lo grande al mercado de valores de la mano de la oferta que Barceló ha puesto sobre la mesa para hacerse con NH Hotel Group, al que valora en 2.480 millones de euros, con una prima del 27% sobre el precio medio de los tres últimos meses. NH se ha dado de plazo hasta el 10 de enero para contestar. En juego está la creación de un grupo que sumaría una facturación de 3.000 millones de euros y más de 600 hoteles.

De esta operación dependerá también que 2018 bata nuevos récords de inversión hotelera. Sería la guinda de un gran pastel forjado a golpe de grandes compras en 2017, como la del Edificio España de Madrid por parte de Riu, que ha desembolsado 272 millones de euros. Entre las más grandes –se han cerrado cerca de 100 operaciones el año pasado- destaca también la compra por parte de Blackstone a Sabadell de la cartera de 14 activos de HI Partners por 630 millones de euros.

En cualquier caso, todo parece preparado para que el segmento hotelero vuelva a marcar las diferencias en el nuevo año dentro del negocio inmobiliario. Como señala Deloitte, los hoteles serán las estrellas de 2018. La firma detecta hasta tres puntos de diferencia anual a favor de las rentabilidades en los segmentos hotelero y logístico respecto a la la inversión en oficinas y comercial tras cuatro añso de crecimientos de las valoraciones y descenso de las rendimientos en estos dos últimos nichos.

La locura hotelera es imparable. Grandes fortunas como Manuel Jove se prepara para potenciar su todavía discreta apuesta hotelera a través de Attica 21. Y entidades financieras como CaixaBank han lanzado una línea concreta de negocio (‘Hotels and Tourism’) para dar servicio a las empresas del sector turístico.

El sector no puede estar más caliente y ya no deja indiferente a casi nadie que tenga algo que decir en el entramado empresarial y financiero español. Ante otro año de tipos de interés cero en Europa, los hoteles se han convertido en un elemento indispensable para conseguir rentabilidades significativas.

Artículos relacionados