La ten­sión po­lí­tica en España se es­grime como la prin­cipal causa de su bajo nivel

Los analistas prevén grandes logros para Telefónica en 2018

Citigroup y Ahorro Corporación re­saltan el es­fuerzo de la ope­ra­dora para re­ducir deuda

Álvarez Pallete
J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica

La in­cer­ti­dumbre y la ten­sión po­lí­tica han pe­na­li­zado sobre ma­nera a los tí­tulos de Telefónica en los úl­timos me­ses. La ope­ra­dora cerró el pa­sado ejer­cicio con una caída de algo más del 4% frente al 7,4% de ga­nancia del con­junto del Ibex 35. Una de­bi­lidad di­fícil de en­tender y ar­gu­mentar te­niendo en cuenta que los re­sul­tados están evo­lu­cio­nando dentro de las es­ti­ma­ciones del mer­cado y de los pro­pios ob­je­tivos de la com­pañía. Todo hace prever que 2018 será el año de la gran re­cu­pe­ra­ción de la ope­ra­dora que pre­side José María Álvarez-Pallete.

Es verdad, señalan los analistas, que la sociedad ha decepcionado en su misión de reducir deuda vía ventas de activos, pero también es verdad que los esfuerzos orgánicos empiezan a tener ya efectos muy positivos. La deuda neta se ha reducido a 47.000 millones de euros y se espera un descenso adicional hasta los 45.000 millones el próximo ejercicio.

Tal es la consistente disminución del apalancamiento en los últimos trimestres, que los analistas de Citigroup consideran que los temores sobre el endeudamiento, que tanto han pesado sobre el grupo, están comenzando a aliviarse. Se confirma así la mayor confianza del mercado hacia la estrategia del nuevo equipo gestor de rebajar la deuda de forma orgánica.

Buenos fundamentales

Teniendo este factor en cuenta, así como sus buenos fundamentales, los expertos del banco de inversión creen que Telefónica cotiza con un descuento de un 25% respecto a la media del sector, registrando además una de sus mejores valoraciones desde 2011 tras los ajustes sufridos.

En el mismo sentido se posiciona Ahorro Corporación. Los analistas de esta firma han fijado su estimación de precio objetivo para Telefónica en 11,5 euros por acción, lo cual supone un potencial de revalorización del orden del 40% desde su actual cotización de mercado.

Un optimismo que se basa en un crecimiento orgánico moderado pero positivo, la expansión de márgenes brutos, y los niveles de inversión altos sin poner en peligro el proceso de desapalancamiento progresivo del balance. A ello se suma su atractiva rentabilidad por dividendo, cercana al 5%.

Telefónica cumple así con la mayoría de los requisitos que buscan los analistas de Ahorro Corporación a la hora de recomendar activos en renta variable; “buenas perspectivas de crecimiento en particular y para el sector, solidez financiera, un buen posicionamiento dentro de su negocio, márgenes sostenibles y sólidos y un buen equipo gestor".

Artículos relacionados