News Links

Londres reconoce de forma oficial que Reino Unido estará peor fuera de la UE que dentro

‘May afronta cre­cientes lla­ma­mientos para que di­mita; au­menta el ma­lestar entre miem­bros del Parlamento con­ser­va­dores y do­nantes al par­tido’

Theresa May
Theresa May

Menudo re­vuelo se ha for­mado la ma­dru­gada de este martes en Londres. Y en el resto del Reino Unido. A la prensa de papel le ha pi­llado a con­trapié la fil­tra­ción de un do­cu­mento ofi­cial que les pone las cosas muy cuesta arriba a los fo­rofos del Brexit. Si es­pe­raban Jauja, el propio Gobierno de la pri­mera mi­nistra Theresa May re­co­noce que no habrá nada de eso. Por lo menos du­rante 15 años la eco­nomía su­frirá.

Mientras May hacía las maletas para un viaje a China en el que espera negociar mucho para después del Brexit, los datos del informe se han divulgado con toda rapidez. Hasta los diarios han pasado a lugar secundario otros temas para abrir sus portales digitales con la confesión del documento, titulado ‘EU Exit Analysis: Cross Whitehall Briefing’. Se podría traducir algo así como ‘Análisis sobre la salida de la UE: datos básicos interministeriales’.

La filtración apareció anoche en la versión europea del portal norteamericano BuzzFeed, firmada por el director de la sección continental, Alberto Nardelli. Su primer párrafo es bastante deprimente para los ‘brexiters’ o devotos del Brexit: ‘El nuevo análisis del impacto del Brexit dice que el Reino Unido estaría peor fuera de la Unión Europea en todos los escenarios contemplados’. El informe, fechado este mismo mes de enero, se mantiene en secreto porque según una fuente oficial, ‘es embarazoso’ para el Gobierno.

Tras esta confesión general, las previsiones concretas de cada uno de los tres escenarios. En el peor de los casos, es decir, de no llegarse a u n acuerdo entre Londres y Los 27, lo que llevaría a Reino Unido a regresar a las reglas generales de la Organización Mundial de Comercio, ‘el crecimiento se reduciría un 8% durante un periodo de 15 años’.

Segundo escenario: con un amplio acuerdo de libre comercio entre Reino Unido y la UE, ‘el crecimiento sería un 5% menor respecto a las previsiones actuales durante los próximos 15 años’. Incluso en el tercero y el mejor de los casos, el de un Brexit blando en el que Reino Unido seguiría con acceso al mercado único del Área Económica Europea, el crecimiento a largo plazo se resentiría un 2%.

Financial Times titula la información atribuida a BuzzFeed de manera un poco más dura aún: ‘Datos secretos muestran que Gran Bretaña estará peor después del Brexit’. En una primera apreciación, el jefe de Política de FT afirma que el análisis sobre el impacto económico ‘refuerza a los partidarios del Brexit blando’.

No había que ser ningún adivino. La lucha es feroz entre los ‘blandos’ como el ministro de Economía Philip Hammond y los ‘duros’ como el titular de Exteriores Boris Johnson. A primera hora de la mañana, y antes de partir hacia Pekín, Theresa May ha reunido a su gabinete. Titula Sky News: ‘May convoca a su equipo en medio del revuelo sobre el Brexit’. Añade que la reunión coincide con ‘disensiones crecientes en su partido’.

Y efectivamente. The Times titula a toda primera plana esta mañana con una amenaza directa al liderazgo del partido conservador y del país: ‘May afronta crecientes llamamientos para que dimita; aumenta el malestar entre miembros del Parlamento conservadores y donantes al partido’.

Uno de los líderes ‘tories’, Jacob Rees-Mogg, se destapó en las últimas horas con una andanada a lo bestia contra Hammond y dijo que lo que pretende el ministro de un Brexit blando y con un periodo de transición largo ‘no es lo que votó el pueblo’. Es una frase demagógica, porque el bombardeo a favor y en contra fue tal antes del referéndum que nadie sabía en qué consistía el Brexit. Y siguen sin saberlo, porque todo está pendiente.

La filtración, presuntamente calculada para favorecer a los ‘remainers’ aunque puede resultar en un tiro en el pie como está ocurriendo en uno y otro sentido, se ha producido justo horas después de que los ministros de Los 27 acordaran en Bruselas las directrices que llevará el negociador Michel Barnier a la segunda fase de las negociaciones. En contra de lo que quería el negociador británico David Davis, Londres no tendrá voz ni voto durante la transición, que se fija en 21 meses, hasta fin de 2020.

Pero como en esa transición el Reino Unido seguirá perteneciendo a la UE y recibirá beneficios, subvenciones y otros privilegios, tendrá que aceptar la normativa que se vaya aprobando. Es una situación singular: te vas a ir, pero mientras tanto tienes que aceptar lo que digan los otros sin que tú tengas arte ni parte.

En la pugna también participa la prensa. El tabloide Daily Express, sobre todo, no deja de publicar informaciones o versiones contra los que quieren quedarse en la UE y no para de cantar las grandes glorias imperiales. Hoy se despacha con este titular: ‘¿Cómo te atreves? Merkel hace gracietas sobre May respecto a las negociaciones del Brexit’. Se refiere a una palabras de la canciller alemana en una rueda de prensa en Davos: contó cómo la primera ministra le dice una y otra vez ‘hazme una oferta’, mientras ella le responde que ‘eres tú la que te vas, no tenemos que hacerte una oferta, sino tienes que decirnos qué es lo que quieres’. Hubo risas entre los periodistas, y algunos aprovechan para decir que Merkel ‘se burló’ de May.

Así están las cosas. Bueno, hay más aún. The Guardian entrevista al embajador saliente de Alemania en Reino Unido, Peter Ammon y el título es una especie de llamamiento a la razón de los británicos para que dejen el patrioterismo y el populismo: ‘El embajador alemán le dice a los ‘brexiters’ que dejen de obcecarse con la II Guerra Mundial’. Es toda una metáfora de cómo hace 80 años ‘Gran Bretaña se levantó en solitario contra la dominación alemana’. Es esa imagen de antes la que tiene obnubilados a muchos.

Artículos relacionados