DESDE EL PARQUET

Grifols, más madera por favor

Las in­ver­siones en so­lu­ciones de base tec­no­ló­gica están ha­ciendo fun­cionar a las mil ma­ra­vi­llas el plan es­tra­té­gico de Gifols.

Dentro de este marco, se engloba la reciente adquisición del laboratorio farmacéutico de la tecnológica estadounidense MedKepper, que permitirá reforzar una de sus principales divisiones y asentar su estrategia de internacionalización.

La cotizada española ha suscrito recientemente una ampliación de capital a través de su filial Grifols Shares Services North America por un importe de 98 millones de dólares, cuyo nombre comercial es Medkeeper. De este modo, Grifols ha elevado su participación hasta el 51% que le permite tener una posición mayoritaria en el consejo.

El grupo especializado en derivados del plasma se ha reservado además una opción de compra del 49% restante durante los próximos tres años, mientras que la filial americana se queda con una opción de venta que podrá ejecutar al finalizar ese período.

Con esta adquisición, Grifols refuerza su división de Hospital, una de sus principales unidades de negocio junto con Bioscience y Diagnostic incrementando su presencia en el mercado estadounidense, ha resaltado la farmacéutica.

Fundada en 2001 y con sede en Denver (Colorado, Estados Unidos), MedKeeper es una empresa emergente integrada que provee soluciones informáticas basadas en la web y en dispositivos móviles para mejorar la eficiencia y la seguridad, así como asegurar el cumplimiento regulatorio de los procesos claves dentro de la farmacia hospitalaria.

La cartera de producto de Medkeeper incorpora tecnología de última generación y proporciona aplicaciones de software rápidas y flexibles desarrolladas con una clara orientación a las necesidades del cliente.

Una operación que ha gustado en general al mercado porque cumple con la estrategia de penetración de dicha división en EEUU, aunque no debería tener mayor impacto en su cotización. Por este motivo, los analistas de Renta 4 han reiterado su recomendación de mantener con un precio objetivo de 25,6 euros por acción.

Las acciones de Grifols se mueven sobre los 26 euros, muy cerca de sus máximos absolutos registrados a principios de noviembre de 2017. Según los expertos técnicos, el valor se encuentra en fase de consolidación, pero noticias como esta y la mejor situación del mercado pueden ayudar a romper la barrera que encuentra cerca de los 27 euros por título en próximas semanas.

Artículos relacionados