Euskaltel e Indra tam­bién dan a ale­grías a Corporación Alba en el primer mes del año.

Los March se forran con Cie Automotive, el mejor valor de su cartera en 2018

En di­ciembre com­praron el 10% a 23,50 euros y, desde en­ton­ces, se dis­para un 18%

Carlos March: «La felicidad no existe, son solo momentos que yo he ...
Carlos March: "La felicidad no existe"

Corporación Financiera Alba apenas ha ne­ce­si­tado seis se­manas para em­pezar a acu­mular plus­va­lías de mu­chos qui­lates en su nueva par­ti­ci­pada en Bolsa. A me­diados de di­ciem­bre, el hól­ding in­versor de la fa­milia March compró el 10% de Cie Automotive por 303 mi­llones de eu­ros. Desde en­ton­ces, la ac­ción del fa­bri­cante de com­po­nentes para au­to­mó­viles se ha dis­pa­rado un 18%. Un avance que su­pera muy de largo el del resto de par­ti­ci­padas de Alba en estos pri­meros com­pases del año.

De primeras, la entrada en Cie Automotive sorprendió a algunos analistas financieros. No por las características de la compañía -una empresa bien gestionada que se está beneficiando el crecimiento económico global-, sino porque en los últimos cinco años ha experimentado una imparable y muy cuantiosa subida en Bolsa. Solo en los tres últimos ejercicios la capitalización bursátil de Cie ha crecido un 150% y la cotización no ha dejado de marcar máximos históricos.

"Es una de esas empresas con una trayectoria sin apenas borrones en bolsa. Es algo así como el Inditex del mercado continuo, una compañía que apenas da sobresaltos y que cumple siempre expectativas. Es verdad que lleva cinco años subiendo sin parar en el mercado, pero no hay nada que haga indicar que el rally va a terminar pronto. De hecho, ningún analista recomienda vender a pesar de los niveles tan altos que Cie ha alcanzado en bolsa", señalan en una gestora mediana nacional.

Los March han sido los últimos en probar suerte en una compañía que está adelantado a toda velocidad en el tiempo la consecución de objetivos. El plan estratégico del grupo para el quinquenio 2015-2020 contemplaba doblar el beneficio desde los 130 millones hasta los 260 millones. Pero Cie cree ahora que podrá alcanzar el objetivo un año antes, en 2019. Y el mercado ha descontado con la mayor fuerza posible que la compañía cumplirá las expectativas.

Unas previsiones muy agresivas que hacen que un grupo que cuando terminó 2014 no llegaba a los 1.500 millones de euros de valor en bolsa, acaba de superar ahora los 3.500 millones de euros. Un salto cuantitativo de grandes dimensiones que que hace muchos grandes fondos internacionales que tienen limitaciones para invertir según el tamaño de las compañías se hayan fijado en Cie, que en estos momentos capitaliza más que siete empresas del Ibex 35.

El espectacular salto de tamaño del grupo –su filial Global Dominion sube también más de un 5% en bolsa en lo que va de año- ha llenado ya el bolsillo de la familia Riberas (Gestamp) o el grupo indio Mahindra, los dos accionistas que han vendido un 5% de Cie cada uno para permitir el desembarco en el capital del Alba. El accionariado de Cie gana lustre con la llegada de unos de los accionistas cuya presencia en el capital de una empresa genera más capacidad de arrastre en la comunidad inversora.

La revalorización de Cie es la mejor noticia en la amplia cartera de participadas cotizadas de Corporación Alba. También Euskaltel –después de un 2017 de fuertes caídas en Bolsa- e Indra, están registrando importantes subidas en Bolsa en este mes de enero, aunque en los dos casos se sitúan por debajo del 10%. En el otro lado de la balanza, Parques Reunidos es la única participada que se queda fuera de la subida general del mercado en estas primeras semanas del año.

Artículos relacionados