DESDE EL PARQUET

OHL, construcción e internacionalización

La in­tensa ac­ti­vidad cons­truc­tora en países como Eslovaquia y República Checa está per­mi­tiendo a OHL re­forzar su pre­sencia en Centro Europa y su car­tera en ge­ne­ral. Recientemente, el grupo ha lo­grado seis pro­yectos por un im­porte total de 177 mi­llones de eu­ros.

Un 2,9% de la cartera de construcción del grupo que además le permite intensificar su proceso de internacionalización en mercados estratégicos. En concreto, gracias a las distintas alianzas logradas, la constructora optimizará una línea ferroviaria en la República Checa por 74 millones, reconstruirá las instalaciones de seguridad y comunicación de una estación de tren por 34 millones y mejorará otro tramo de vías para elevar su velocidad por 17 millones más.

En materia viaria, OHL tomará parte en el consorcio que modernizará un tramo de la autopista D1 checa por 25 millones. Además, la compañía ha edificado en este país un centro de medicina general para el Hospital Universitario de Olomuc por otros 10 millones.

En Eslovaquia, OHL, en alianza con Hochtief, filial de ACS, y BM Group, se ha hecho con las obras de reconstrucción de un tramo de carretera por 17 millones de euros.

Aunque el impacto de estos contratos no dejan de ser bastante limitados, los operadores consideran que se trata de una noticia muy positiva por cuanto permite al grupo reforzar tanto su actividad comercial en el sector de la construcción, máxime tras la venta de su filial de concesiones el pasado mes de octubre, como su estrategia de diversificación geográfica.

Tras valorar estos contratos, los analistas de Renta 4 han reiterado su recomendación de sobreponderar, en el caso de inversores tolerantes al riesgo, con un precio objetivo de 5,6 euros por acción. Esta estimación implica un potencial de revalorización del 6,5% desde su actual cotización de mercado.

Las acciones de OHL se han asentado en estos días sobre la cota de los 5 euros donde ha iniciado un proceso de consolidación de las subidas logradas tras la venta de su filial de concesiones.

Solo la superación de la resistencia actual entre los 5,25 y los 5,3 euros por acción permitirían despejar su horizonte a corto plazo desde el punto de vista técnico con una siguiente barrera clave en las inmediaciones de los 5,5 euros. Un papel importante en este proceso lo tendrán las presiones que puedan ejercer las posiciones cortas. De momento, estas son apenas algo más del 3,5% del capital, lideradas por el fondo Marshall Wace.

Artículos relacionados