DESDE EL PARQUET

Solaria, de patito feo a cisne

Las es­pec­ta­cu­lares pre­vi­siones de cre­ci­miento de la de­manda de energía eléc­trica en las tres pró­ximas dé­cadas –que en gran parte de­berá ser cu­bierta por las ener­gías re­no­va­bles– tienen ale­bres­tado al sec­tor.

Según las estimaciones de los expertos, más de un tercio de la demanda en 2050 estará cubierta por la energía fotovoltaica.

Y una de las empresas españolas con más potencial en este sector es Solaria. En la última década, el grupo ha realizado un notorio esfuerzo de transformación de un mero fabricante de paneles solares a ser productores y vendedores de energía proveniente de sus propios parques solares fotovoltaicos.

Esta transformación a “micro utility” está desatando ahora el interés del mercado. Las acciones de la compañía duplicaron su precio en 2017, convirtiéndose en el quinto valor más alcista del mercado continuo. Y en lo que va de ejercicio, ya acumula una revalorización de más del 50%, liderando los avances del mercado.

Pero no solo son las buenas expectativas del sector, las que están generando este interés. La capacidad de gestión del grupo también reclama la atención de los operadores confirmada por el éxito de la emisión de bonos por un importe de 9,2 millones de euros con el fin de refinanciar la deuda de tres plantas fotovoltaicas que explota en Villamañán (León), Puertollano (Ciudad Real) y Macael (Almería),

Se trata de la tercera financiación de este tipo que Solaria lanza al mercado, tras la de Globasol en mayo de 2016 y la de PSP6 en febrero de 2017. Esta emisión ha sido calificada con una calificación BBB- con tendencia “estable” de la agencia Axesor Rating.

Sin embargo, la subida en vertical protagonizada por el grupo desde finales de 2016 y que ha llevado al valor a su nivel más alto en casi ocho años, empieza ahora a producir cierto vértigo entre los operadores. En estos días, la cotización de la compañía ha chocado con un muro sobre los 2,53 euros por acción. Saltar esta barrera en el corto plazo se antoja determinante si quiere seguir acaparando el protagonismo del mercado.

Artículos relacionados