Sus ac­cio­nes, que han es­tado muy pe­na­li­za­das, co­mienzan a ex­pe­ri­mentar un re­bote

India puede ser finalmente la salvadora para el crecimiento de Siemens Gamesa

Su pre­sencia en Asia es vital para que ter­mine cua­drando sus nú­meros este ejer­cicio

Gamesa y Siemens
Gamesa y Siemens

El mer­cado hindú es ab­so­lu­ta­mente vital para la com­pañía es­pañola. Con la re­es­truc­tu­ra­ción de Siemens realizó un ajuste de hasta 6.000 tra­ba­ja­dores y ha pe­sado mucho la di­ver­si­fi­ca­ción de los pe­didos en dis­tintas re­giones para con­so­lidar su cuenta de re­sul­ta­dos. Entre los países en los que opera se en­cuentra India, cuyo au­mento de ta­rifas de energía eó­lica su­puso un gran va­ra­palo para sus in­tere­ses. De la vuelta a la es­pe­rada nor­ma­lidad va a de­pender su com­por­ta­miento a fu­turo.

Los palos en la rueda que lleva teniendo Siemens Gamesa en los últimos tiempos se reducen a la crisis que está atravesando el conjunto del sector, y también un mercado que es absolutamente fundamental para que cambie su destino más inmediato. Y es que la India es un mercado que le supone hasta un tercio de sus ingresos. El recorte de un 30% en las tarifas de energía eólica en el país en menos de diez meses fue una gran losa. De ahí al consecuente profit warning y a la decepción en el entorno de la inversión.

Sin embargo, el CEO de Siemens Gamesa India, Ramesh Kymal, espera que la tendencia se invierta en los próximos meses. Recientemente destacaba que las actuales ofertas de energía eólica en la India son insostenibles y por lo que se debería esperar un repunte en las ofertas presentadas por los desarrolladores a medida que los fabricantes de turbinas los impulsan a tener una visión más realista del mercado.

La primera subasta de energía eólica de la India vio aranceles de Rs 3,46 / kWh, que fueron mucho más bajos que las tarifas de alimentación ofrecidas por varios gobiernos estatales. La disminución de las ofertas arancelarias se intensificó a medida que las subsecuentes subastas en el estado de Tamil Nadu y la segunda subasta a nivel nacional produjeron ofertas de Rs 3.42 / kWh (¢ 5.40 / kWh) y de Rs 2.64 / kWh (¢ 4.20 / kWh). Es decir, se está produciendo una normalización.

Además, en la subasta más reciente en el estado de Gujarat, las ofertas arancelarias cayeron al nivel más bajo de la historia, hasta 2,43 rupias / kWh. Dicho de otra forma, se trata de una tarifa más baja que la de la energía solar menos costosa actualmente en el país. Hubo varios factores contribuyentes responsables del rápido colapso en las tarifas de la energía eólica. Por eso, algunos de ellos ya no serán aplicables en las próximas subastas provocando un impacto positivo en los intereses de Siemens Gamesa.

A medida que los estados decidieron no firmar ningún nuevo acuerdo de compra de energía con los desarrolladores de energía eólica bajo los esquemas de tarifas de alimentación, los proveedores se volvieron cada vez más desesperados. Con nuevos pedidos, esta desesperación se extendió también a los fabricantes de turbinas, que no pudieron ajustar sus inventarios.

Kymal indicaba que se espera que esta situación “mejore a medida que los fabricantes de turbinas comuniquen a los desarrolladores que estos aranceles son insostenibles”, lo que lleva a ofertas tarifarias más pragmáticas.

Además, otro acontecimiento importante en las últimas semanas podría dar lugar a un alivio en las ofertas tarifarias. El gobierno central ha anunciado una línea de tiempo para subastar 20 gigavatios de capacidad de energía eólica en marzo de 2020. Existen varios factores que indican movimientos de oferta en ambas direcciones, por lo que las próximas subastas de energía eólica serían muy interesantes.

Fin a su castigo

Desde que se iniciara la crisis en la industria Siemens Gamesa ha llegado el 50% de su valores en los mercados, algo que fuentes del mercado consultadas etiquetan como “algo excesivo” para la situación fundamental que vive la compañía.

Además, el fabricante de aerogeneradores es una de los principales valores por los que apuesta Bestinver, gestora independiente que tiene la mayor cantidad de activos bajo gestión. Beltrán de la Lastra, presidente de la gestora, considera que sufrió en bolsa por unos “pobres resultados” a consecuencia de sus negocios en India y Estados Unidos. “Nuestra tesis de inversión no ha cambiado al tratarse de algo temporal y ser un activo muy atractivo con potencial a largo plazo”, añadía.

Por tanto, 2018 se presentaría algo más favorable para la compañía en medio del ajuste de su plantilla, dela normalización en India y de la reforma fiscal en Estados Unidos, que no cambiará los beneficios impositivos de los proyectos eólicos.

Artículos relacionados