DESDE EL PARQUET

Bayer, pasos estratégicos

Las re­cientes ventas de ac­tivos por parte de Bayer para cum­plir los re­qui­sitos de com­pe­tencia para aprobar su compra de Monsanto si­guen man­te­niendo en vilo a los ac­cio­nis­tas, que de mo­mento no tienen muy claro a qué ate­nerse con el va­lor.

Esta semana, el grupo farmacéutico Bayer ha vuelto a reducir su participación en Covestro del 24,6% al 14,2% tras vender un total de 21 millones de acciones a un precio de 86,25 euros cada una. Aunque el principio tenía previsto recaudar 1.500 millones en la colocación acelerada entre inversores institucionales realizada el miércoles al cierre de mercado, finalmente ha elevado esta cantidad hasta los 1.800 millones debido al fuerte interés mostrado por los inversores.

Además de la participación directa que posee Bayer AG en Covestro, Bayer Pension Trust posee un 8,9% adicional. Esto garantiza nuevas colocaciones en los próximos meses, pues la intención de la cotizada española es la de lograr una separación total de Covestro en el medio plazo.

Esta es la quinta colocación de acciones de Covestro por parte de Bayer en apenas diez meses dentro del proceso de venta de activos para facilitar el visto bueno de las autoridades a la adquisición de Monsanto. En total, el grupo químico y farmacéutico alemán ha ingresado unos 6.500 millones de euros en las cinco colocaciones realizadas hasta ahora.

Las plusvalías logradas por estas desinversiones disparó el beneficio del grupo alemán en el tercer trimestre de 2017 hasta los 7.188 millones de euros, un 76% más que en igual período del ejercicio anterior.

Dentro de los pasos estratégicos en el marco para recibir la autorización de la adquisición de Monsanto se sitúa también el acuerdo para vender parte de su negocio de “Crop Science” a su competidora Basf por 5.900 millones de euros. En este sentido, Bayer sigue trabajando estrechamente con los reguladores con el fin de facilitar el cierre definitivo de la adquisición en las próximas semanas.

Precisamente ha sido la incertidumbre sobre la decisión de las autoridades de competencia las que han mantenido los títulos de la compañía bajo presión en estos meses atrás. Desde los máximos del año pasado en 124 euros, su valor ha retrocedido cerca de un 15% para buscar soporte sobre los 105 euros.

Un precio que los expertos consideran una buena oportunidad de compra en el caso de que las autoridades reguladoras finalmente den vía libre, como se espera, a la adquisición. Si los objetivos y los plazos se cumplen, los expertos esperan en un importante rebote hacia los 120 euros, aunque para ello deberá vencer una importante zona de congestión en torno a los 112 euros.

Artículos relacionados