DESDE EL PARQUET

Los analistas colocan a Repsol, ya en zona de máximos, entre las grandes subidas de 2018

Fijan su precio ob­je­tivo en 18 euros por ac­ción, un 20% de su co­ti­za­ción ac­tual

Sede de Repsol
Sede de Repsol

Dentro de que 2018 será un año po­si­tivo para la renta va­riable es­pañola, el con­senso de ana­listas in­siste en ser tre­men­da­mente se­lec­tivos y elegir em­presas con pers­pec­tivas de cre­ci­miento, so­lidez fi­nan­ciera y buenos már­ge­nes. Insisten, sobre todo, en que deben contar con un buen equipo gestor con ca­pa­cidad de reac­ción ante cual­quier im­pre­visto. Factores que llevan a firmas a aná­lisis como Ahorro Corporación a co­locar a Repsol entre sus va­lores fa­vo­ri­tos.

Aunque la petrolera ha sido una de las mejores cotizadas del sector a lo largo del último año, aún le estiman un potencial de revalorización superior al 20% para este ejercicio. En concreto, han fijado su precio objetivo en 18 euros por acción, algo más de dos euros por encima de su actual precio de mercado al considerar que debe recoger la favorable evolución de los precios del crudo, cerca ya de los 70 dólares por cada barril de Brent.

Venta de su participación en GNF

En el mercado se viene recogiendo además las continuas especulaciones sobre la posible venta de su participación del 20% en Gas Natural, un paquete valorado en más de 4.000 millones de euros. Este importe le permitiría reducir considerablemente la deuda, inflada tras la compra en 2014 de la canadiense Talisman Energy, y mejorar su calificación.

Esta semana, además, Repsol ha anunciado el resultado de su “scrip dividend”, con una aceptación de algo más del 74% del accionariado, lo que supondrá la emisión de 29 millones de acciones nuevas en circulación, equivalente a un 1,9% más de capital total actual.

El desembolso para hacer frente al 25,78% de los derechos de asignación gratuita que optaron por el pago en efectivo ha sido de 153 millones de euros. Para los expertos de Renta 4 este porcentaje de aceptación ha superado al de ocasiones anteriores, lo que es una buena noticia al limitar la salida de caja.

La firma, que recomienda sobreponderara a Repsol, recuerda también que a la vista de la reciente mejora de la calificación crediticia por parte de S&P, el consejo de administración tiene previsto someter a la próxima Junta General ordinaria de accionistas una propuesta de recompra y amortización parcial de las nuevas acciones emitidas en su programa de 'Scrip Dividend'.

Desde el punto de vista técnico tampoco parece haber objeciones al potencial de Repsol. De momento no hay indicios que muestren un exceso de sobrecalentamiento o de agotamiento en la espectacular racha alcista puesta en marcha a mediados de 2016 que le ha llevado hasta sus máximos históricos, muy cerca de los 16 euros.

Artículos relacionados