De Guindos deja en­trever que el Ejecutivo apro­bará la ope­ra­ción de la em­presa ita­liana

Abertis genera la mayor crisis interna del Gobierno de Rajoy

La OPA de Atlantia y el atasco de la AP6 co­locan al mi­nistro De la Serna en la pi­cota

Abertis
Abertis

Abertis ha ge­ne­rado una grave crisis in­terna en el Gobierno de Mariano Rajoy por culpa de los dos frentes que se han abierto en poco tiempo. La OPA de Atlantia sobre la com­pañía de in­fra­es­truc­turas -que puede ex­pe­ri­mentar una nueva subida de pre­cio- tiene en­fren­tados a los Ministerios de Fomento y de Energía con la Comisión Nacional del Mercado de Valores y los graves pro­blemas ocu­rridos en la AP6 tras la ne­vada del pa­sado día 6 han puesto al mi­nistro Íñigo de la Serna en si­tua­ción lí­mite casi pre­di­mi­sio­na­ria.

Fomento abrió un procedimiento contra la concesionaria con amenaza de una sanción fuerte por la mala gestión pero todas las críticas de la oposición se dirigen contra su departamento. Por si fuera poco, la CNMV se ha mantenido firme en sus planteamientos al respaldar la OPA de Atlantia sobre Abertis y rechazar los requerimientos de Fomento y de Energía a anular dicha operación.

El órgano regulador que preside Sebastián Albella sostiene que la oferta de adquisición de acciones de Abertis formulada por la empresa italiana “reúne todos los requisitos exigidos en el Real Decreto 1066/2007 sobre ofertas públicas de adquisición”.

Tanto Fomento como Energía no han manifestado si interpondrán un recurso contencioso-administrativo contra la decisión de la CNMV, pero fuentes próximas apuntan a que el Gobierno va a desistir de actuar a nivel jurídico para evitar males mayores. El vendaval de críticas que le están lloviendo a Mariano Rajoy por el caos de la nieve desaconseja abrir nuevos frentes.

Problemas ante un recurso al Tribunal Supremo

Desde el departamento de Íñigo de la Serna han asegurado que estudian la información remitida por la Comisión antes de emitir un juicio. No obstante, han expresado que se va a “valorar” que Atlantia haya pedido el permiso que se le requería por parte del Gobierno. Con ello, se deja entrever que el Ejecutivo de Rajoy arroja la toalla y permitirá que la italiana y la alemana Hochtief, filial de ACS, se peleen por hacerse con el control de la empresa de infraestructuras.

De hecho, la batalla está en plena lid al sugerir Atlantia que mejorará su oferta para igualar o superar la ya mejorada de la filial alemana de la española ACS.

Además, el Gobierno no puede recurrir la decisión de la CNMV sin antes haber aprobado o desestimado la OPA, máxime cuando los italianos han claudicado a la petición de ambos ministerios de que sus directivos solicitasen autorización al Ejecutivo. Por tanto, el Consejo de Ministros debe decir, primero, si aprueba o no la operación y, después, anunciar si recurre o no la respuesta de la CNMV a los requerimientos de Fomento y Energía.

Por otro lado, el proceso de ir al Tribunal Supremo alargaría la operación como mínimo dos años con lo que complicaría la OPA que tiene presentada la filial de ACS, Hochtief y que el Consejo de Ministros aprobó en su última reunión de 2017. Es decir, cualquier postura que el Gobierno adopte sobre Atlantia afectará también a la otra oferta.

“Una clara discriminación”

Fuentes consultadas señalan, por otro lado, que un no a la OPA de los italianos sería “una clara discriminación” frente a su competidora Hochtief. Precisamente, una de las razones que la Comisión Nacional del Mercado de Valores alega es que la exigencia de autorizaciones previas en los términos previstos por el artículo 26.2 del Real Decreto de OPAs constituye una excepción al principio de libre transmisibilidad de las acciones de las sociedades cotizadas. “Tanto ello, como, en general, el principio de libertad de capitales, obligan a ser restrictivo en cuanto al alcance del precepto”.

En el comunicado que la CNMV ha hecho público expresa su respeto al ámbito competencial propio de los Ministerios de Fomento y Energía, pero deja claro que “confía en que el proceso de OPA podrá seguir adelante con normalidad.

En este sentido, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dejado abierta una puerta en esta dirección. Guindos ha señalado que lo fundamental ahora es que “los dos opantes sobre Abertis -en este caso Atlantia y Hochtief-, pidan permiso al Ministerio de Fomento y Energía por el tema de Hispasat y de la modificación de la estructura accionarial que se daría tras la operación”.

“Esto es lo que se ha producido y, de alguna forma, creo que Atlantia, al pedir estos permisos, está reconociendo la necesidad de que, efectivamente, los mismos se concedan”, ha señalado.

Artículos relacionados