DESDE EL PARQUET

Pescanova engorda la bola de nieve

Los pro­blemas ju­di­ciales de Pescanova se agra­van. La em­presa ha in­ter­puesto una nueva de­manda de juicio or­di­nario en Pontevedra para so­li­citar la nu­lidad del au­mento del ca­pital so­cial apro­bado en la junta ge­neral de Nueva Pescanova.

En ella se aprobó una ampliación de capital por compensación de créditos, por un importe de 135,4 millones de euros, que fue asumida íntegramente por los acreedores financieros de la nueva sociedad.

Pescanova no pudo participar en dicha ampliación, ni se le reconoció derecho alguno de suscripción preferente. Como consecuencia de la ampliación, la representación de la compañía en el capital social de Nueva Pescanova se ha visto reducido a un mínimo 1,65%.

La compañía contaba con un 20% desde los acuerdos de fusión y doble segregación aprobados el 29 de septiembre de 2015, y que eran consecuencia directa de los convenios de acreedores aprobados en los concursos de la compañía conservera y sus filiales,

Los antiguos gestores aseguran que la ampliación de capital no responde a algún interés real de Nueva Pescanova, y su interés principal en gran medida es el de diluir de manera intencionada su peso en la nueva sociedad, en beneficio único y exclusivo de los acreedores financieros que han suscrito la ampliación.

Precisamente han sido estos lo que han aprobado la ampliación en interés propio y en manifiesto conflicto con el interés social general de la nueva compañía, aseguran, y en detrimento injustificado de los derechos de Pescanova, cuyos socios han decidido impugnar judicialmente el acuerdo.

Esta demanda se une a la presentada también recientemente por el cese en el consejo de administración de Nueva Pescanova de los representantes de los anteriores gestores. La bola judicial sigue así haciéndose cada vez más grande, dificultando una salida pacífica al problema. Una situación que algunos bolsistas temen acabe perjudicando al proceso de reestructuración puesto en marcha para salir de la profunda crisis que le llevó al borde de la quiebra.

En este tira y afloja, el valor acumula una caída de más del 75% desde principios de año para asentarse sobre el nivel de 1,35 dólares a expensas de cómo se vayan solucionando todas estas demandas, cuya resolución además parece que van para largo.

Artículos relacionados