MONITOR DE LATINOAMÉRICA

En el plano co­mer­cial, el mer­cado az­teca es el pre­fe­rido por los ex­por­ta­dores

México sigue siendo el rey para las empresas españolas

A pesar del ‘factor Trump’, las in­ver­siones no dejan de au­mentar en el país

España y México
España y México

La pre­sencia de em­presas es­pañolas en México no deja de crecer en todos los sec­to­res, pese al ‘factor Trump’. El país se ha con­ver­tido ya en el des­tino prio­ri­tario para las com­pañías en Latinoamérica, tanto a nivel de in­ver­sión como co­mer­cial. Ambos países viven un ex­ce­lente mo­mento en su re­la­ción eco­nó­mica, como muestra tam­bién el hecho de que México se ha si­tuado como primer in­versor la­ti­noa­me­ri­cano en España y en el se­gundo a nivel ex­tra­co­mu­ni­tario des­pués de EEUU.

Ni las amenazas proteccionistas del presidente de EEUU, ni la trabada renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) forzada por la casa Blanca ni el bajo ritmo de crecimiento de la economía azteca en los últimos años han mermado la apuesta de las firmas españolas por el país. México se ha erigido en el gran mercado en Latam para la internacionalización. España es el segundo país que más IED aporta a México (9,8% del total), solo por detrás de EEUU, según los datos más recientes.

De hecho, en los últimos meses, la presencia de firmas españolas en el país ha crecido y las ya instaladas han logrado nuevos contratos. Y especialmente desde que comenzara 2017, los contratos, adjudicaciones e inversiones de las empresas españolas en México se han multiplicado. Las compañías españolas han invertido en 16 años 39.776 millones en el país y exportan más de 3.500 millones al año. Solo desde enero han logrado adjudicaciones por más de 8.000 millones, desde infraestructuras a hotelería y desde ingeniería a servicios, con especial énfasis en energía tradicional y renovable. Y los nuevos contratos no atañen solo a las grandes firmas que operan allí desde hace años, sino que ha supuesto nuevos desembarcos, muchos de ellos de pymes.

Entre los movimientos más recientes, Barceló Hotel Group, ya presente en Yucatán-Riviera Maya, inauguró a principios de ese agosto su primer hotel en la capital mexicana, el Barceló México Reforma, de 500 habitaciones y categoría 5 estrellas. Y en este mismo sector, Grupo Palladium anunció en abril que planea elevar su presencia en el país. Un mes antes, Duro Felguera lograba un contrato por 112 millones de euros para construir una instalación de almacenamiento y suministro de carbón en Guerrero a la Central Térmica Petacalco, uno de los mayores generadores de Latam. En julio Ingeteam se adjudicaba el suministro de la ingeniería, equipo eléctrico y automatización de una línea de galvanizado y pintura para la acería Galvasid. Y Siemens Gamesa alcanzaba un acuerdo para instalar este año 36 aerogeneradores en el parque Tizimín (Yucatán), cuya entrada en funcionamiento se prevé para 2018.

También en julio Sacyr entró en el mercado de concesiones de México con la adjudicación de la rehabilitación, mantenimiento y conservación de 91,5 kilómetros de carretera por 190 millones. Un mes antes, Técnicas Reunidas había sido seleccionada por Fisterra Energy (Blackstone) para el diseño, aprovisionamiento, construcción y puesta en marcha de un ciclo combinado de 875 MW en Guadalajara, contrato cuyo valor se aproxima a 446 millones.

Y Acciona, que comenzó a ejecutar en marzo su quinto parque eólico por 210 millones, acaba de adjudicarse la construcción del mayor parque eólico de México por 510 millones, un proyecto para la empresa energética Zuma Energía en Tamaulipas. En enero ya se había confirmado la adjudicación de la nueva terminal del aeropuerto de Ciudad de México en la que también participa Acciona en un consorcio liderado por Carlos Slim, a través del Grupo Carso y FCC. Es un proyecto de 3.900 millones y una de las mayores obras de infraestructura en marcha en Latam. Y también a comienzos de año Acciona se adjudicó la ampliación y modernización de parte de una de las principales carreteras, la Federal 15, que une Ciudad de México con el estado de Sonora.

Iberdrola, otra de las firmas españolas presentes con fuerza en el país, prevé invertir 3.000 millones en los próximos años en la construcción de plantas de ciclo combinado, parques eólicos y fotovoltaicas.Y en marzo ganaba la licitación de la segunda convocatoria para la construcción, operación y mantenimiento de la central Topolobampo III, en Sinaloa. La compañía ya estaba construyendo tres plantas de ciclo combinado en Noreste (Escobedo), Noroeste (Topolobampo II) y El Carmen, y dos cogeneraciones, además de desarrollar 325 MW de capacidad con dos proyectos en Puebla y Guanajuato. Además, la compañía ha dado un nuevo paso en su apuesta por las renovables al iniciar la construcción de sus dos primeras centrales fotovoltaicas a gran escala: Hermosillo y Santiago Fotovoltaico, con una potencia total de 270 MW.

Por su parte, ACS, a través de su filial Cobra ha obtenido este año contratos de licencia para tres campos de gas natural, durante cuya vigencia invertirá 430 millones de euros, y espera llegar a tener en ellos una producción cuyo valor de venta superará los 860 millones. Y FCC desarrolla, junto a Carso, la construcción de un gasoducto de 600 kilómetros en el norte (230 millones).

Bancos

Además, BBVA-Bancomer ha reiterado su confianza en el país, pilar clave de su estrategia internacional (40,6% de su negocio total), con una inversión de 1.425 millones de euros en los próximos cinco años. Y, al mismo tiempo Santander ha confirmado que sus planes para invertir 650 millones de euros en tres años siguen en marcha.

E Inditex ha convertido el país en su primer mercado de América con 355 tiendas y otras compañías como Mango, Meliá, OHL, FCC e Iberia mantienen intacta su apuesta allí. En México están presentes más de 5.500 firmas españolas, desde las multinacionales a un creciente número de pymes. Además de las citadas, Telefónica, Gas Natural, Mapfre, Gamesa, NH, Agbar o Elecnor tienen una presencia clave en el país.

Y el empuje no es solo inversor. México se ha convertido también en destino prioritario de la exportación española. Según Economía, México es el punto preferido en Latam para las exportaciones y concentra las expectativas de crecimiento de las empresas que tienen como meta los mercados regionales: un 57,5% declara que dirigirán sus ventas a México, frente al 43,9% que opta por Brasil; el 33,1% que se decanta por Chile y el 30,6% que prefiere Argentina. Más atrás quedan Colombia (30,6%) y Perú (22,2%).

Artículos relacionados