Las grandes com­pañías ponen el én­fasis en las ventas por in­ternet para crecer

El negocio 'on line' será el David o el Goliat de los grandes grupos

Este ve­rano los in­gresos en la red se han dis­pa­rado un 71% con res­pecto al año an­te­rior

pymes
Ventas on line.

Después de co­nocer que las ventas on­line cre­cieron en El Corte Inglés un 40% en 2016 con unos re­sul­tados en los que se ha con­so­li­dado en el mer­cado es­pañol, el de­bate sobre el valor aña­dido que puede aportar este seg­mento se ha du­pli­cado. Las grandes ca­denas y los grupos de mayor di­men­sión rea­lizan es­fuerzos en avanzar en su ne­gocio de in­ternet para lo­grar elevar su ge­ne­ra­ción de caja. Ahí está el fu­turo para unos y la con­dena para el que no se adapte.

Cada vez nos encontramos en un entorno más competitivo. Nada que ver con el escenario que teníamos años atrás. La competencia se ha incrementado debido al surgimiento de internet, pero también al cambio de los hábitos de los consumidores, que con el acceso a esta nueva tecnología han encontrado mayor comodidad en sus compras habituales. Ya muchos no se presentan físicamente en las tiendas, sino que lo hacen tranquilamente desde el sofá.

Las compras online se están disparando y sólo sobra con ver los últimos datos que hemos tenido al alcanza. Y es que según la última encuesta de vente-privee este tipo de ventas se disparó un 71% de un verano a otro. Además, el gasto empleado se ha llegado a multiplicar por dos. Un dato que resulta absolutamente revelador para entender la dinámica que se está instaurando en la sociedad.

Para ser más exactos, las compras online suben de manera extraordinario durante septiembre, puesto que es el mes en el que el 92% de los españoles asegura que compra más 'online' cuando está trabajando y cabe recordar que agosto es el periodo en el que la mayoría aprovecha para tomarse sus vacaciones estivales.

Lo que se puede resumir de todo esto es que el panorama se ha puesto patas arriba para las principales compañías. Las que tocan directamente con las ventas minoristas con más motivo. El hecho de que el 32% de los encuestados asegure que Internet les supone una solución muy útil para optimizar el presupuesto, no es ajeno para ningún conglomerado empresarial, que busca la captación de mayor facturación como agua de mayo. Básicamente porque los modelos siempre cambian.

Los datos apuntan a que este 2017 el ecommerce en España sea superior al 20%. La accesibilidad a internet se incrementa cada año y la evolución favorable tecnológica en servicios de paquetería como Correos, MRW o Seur es positiva para reducir el nivel de devoluciones, así como la reducción de los grandes costes que acarrean.

Trasciende más en el negocio retail

Ahora que la actividad de la economía española está mejorando, la capacidad de compra de los españoles también. Algo que se debería dejar notar en los volúmenes de facturación a través de la red. Por eso, la expansión del negocio online puede ser el todo y la nada para las grandes compañías.

Entre otras, las grandes cadenas de supermercados. DIA o Mercadona llevan tiempo intentando mejorar su llegada al cliente final a través de internet. En el caso del grupo valenciano, sus ingresos procedentes de Internet suponen solo el 1% del total, hasta los 186 millones de euros. Una tarea pendiente que ha llevado a que la firma que presida Juan Roig se empiece a poner las pilas si no quiere que los rivales se le acerquen en este campo con la creación de Mercadona Tech.

De igual manera, grandes grupos como Inditex llevan haciendo los deberes durante bastante tiempo. Su penetración online empieza a ser una de las grandes armas y desde el equipo directivo se están dando cuenta del importante potencial que puede tener de cara al futuro. De hecho, se mantienen creciendo por encima del doble dígito.

Los expertos en el desarrollo tecnológico e informático sostienen desde hace unos años que quien no se adapte a este esquema en el que nos encontramos terminará por desaparecer. La competencia en los próximos ejercicios será aún más feroz y la habilidad para generar ofertas debe ser bastante precisa.

Si hay un tipo de empresas que están poniendo el empeño en transformarse digitalmente esas son las que pertenecer al negocio retail. Con las cifras en la mano, el 93% del comercio electrónico que opera en España tiene la previsión de crecer en lo que queda de año y prácticamente el 30% considera que puede avanzar a doble dígito con respecto al 2016, tal y como describe una encuesta de Kanlli y la revista D/A Retail.

Artículos relacionados