Comienza la ba­talla por el ne­gocio de los ‘millennials’ en el mundo de la in­ver­sión

La banca responde al fin a la amenaza de los ‘robo-advisors’

Los ro­bots fi­nan­cie­ros, todo un fe­nó­meno en EEUU, se ex­tienden con la pól­vora en Europa

Oficina de AndBank
Oficina de AndBank

Desde el propio co­razón de la banca, Bankinter y la en­tidad an­do­rrana Andbank han dado la pri­mera res­puesta al grupo de ‘robo-advisors’ (robots fi­nan­cieros que apo­yados en la tec­no­logía y en una baja es­truc­tura de costes ofrecen ser­vi­cios fi­nan­cie­ros) que en los úl­timos meses han ini­ciado su ac­ti­vidad en España. Son las pri­meras ré­plicas desde dentro del sis­tema fi­nan­ciero a una re­vo­lu­ción que em­pezó en Estados Unidos y que se ex­tiende como un re­guero por Europa.

Finanbest, Inbestme, Finizens, Feel Capital o Indexa Capital son algunos de los ‘robo-advisors’ que ya operan en España y que, en líneas generales, están teniendo una buena aceptación. Sobre todo por parte de los ‘millennials’, que han encontrado en estas plataformas un servicio accesible, sencillo y barato para acceder al mundo de, sobre todo, la gestión pasiva. Los robots, cada vez más populares, son el último exponente del proceso de democratización de los servicios financieros en todo el mundo.

En un informe elaborado este verano, la entidad financiera alemana Deutsche Bank llega a la conclusión de que los ‘robo-advisors’ (el volumen que gestionan se ha disparado desde los 2.300 hasta los 20.000 millones de dólares en Estados Unidos en sólo cuatro años) suponen un gran desafío para los grandes bancos tradicionales. Muchos de estos últimos se han puesto manos a la obra y trabajan en nuevos proyectos muy cercanos a los planteamientos de los robots financieros, pero hasta las iniciativas de Bankinter y Andbank ninguno se había decidido a lanzar su propio servicio.

“Estoy convencido de que todos los bancos españoles importantes darán el paso adelante. Pero de momento no quieren arriesgar y competir consigo mismos. ¿Qué puede pasar si lanzan servicios más competitivos en términos de precio que los que ofrecen en sus propias redes? Pero no me cabe ninguna duda de que tarde o temprano terminarán aceptando que o compiten o están abocados a perder clientes. Es sólo una cuestión de tiempo”, aseguran en fuentes financieras.

En otras palabras, los agentes del mercado parecen obligados a una convivencia pacífica. Como señala el informe de Deutsche Bank, los ‘millennials’ son los mayores y por ahora mejores clientes de los ‘robo-advisors’. Pero cuidado, porque el estudio recoge también el mensaje que la banca tradicional no quisiera oír: bastantes personas que tienen entre 40 y 50 años, con alto poder adquisitivo y un alto nivel de formación financiera, también están destinando una parte de sus ahorros a los robots.

En este sentido, la iniciativas de Andbank y Bankinter puede representar el pistoletazo de salida en España a esa convivencia pacífica. El servicio del primero, MyInvestor, tiene como objetivo captar 300 millones de euros en los tres próximos años en los cinco fondos de fondos que ofrece como comisiones que para los inversores que operen en los productos más conservadores parten desde el 0,72%. Además, el músculo que proporciona ser un banco permite a Andbank ofrecer una cuenta remunerada al 1% durante los seis primeros meses.

Con su iniciativa, el banco andorrano abre una vía de competencia desconocida hasta ahora en el que se perfila como el nuevo frente de la guerra de los bancos. Por su parte, Bankinter ha lanzado Popcoin, una solución totalmente digital dirigida a ahorradores que no son clientes del banco, que podrán invertir pequeñas cantidades desde 1.100 euros.

El objetivo en primera instancia será mantener su clientela y, en segundo término captar todo posible en el caladero de la competencia. Y, sobre todo, irrumpir con fuerza en el segmento de los ‘millennials’ que, lejos de las oficinas bancarias, han convertido el teléfono móvil en su centro de operaciones. La batalla acaba de comenzar. ¿Será la convivencia entre la banca tradicional y los recién llegados tan pacífica como dice la teoría?

QUE ES UN ROBO-ADVISOR, CóMO FUNCIONA

La Universidad de Valencia, en su página web, describe los "robo-advisor:

¿Qué son?

Los robo-advisors (robo-advisers) son servicios online de gestión financiera, en las cuales la elaboración y/o manejo de la cartera de inversión del cliente se hace de forma totalmente automatizada. A través de algoritmos, construyen un portfolio específico para cada cliente y rebalancean sus inversiones según el contexto del mercado, los límites de riesgo previstos por el inversor, etc. La interacción humana es mínima o inexistente. Sustituyen, en gran medida, la figura del asesor financiero tradicional.

¿Cuándo llegaron?

Los primeros robo-advisors formales aparecieron por el año 2008, pero software similar de inversión automatizada llevaban siendo usados por asesores financieros durante gran parte de la década. Una de las primeras empresas – ahora un referente mundial – en ofrecer servicios automatizados de inversión fue la estadounidense Betterment, fundada en 2008. Maneja casi 4.000 millones de dólares en inversiones (1.000 millones más que Wealthfront, su principal competidora), y su valor creció recientemente hasta los $700 millones.

¿Qué presencia tienen en España?

Poca, por el momento. Actualmente están Indexa Capital – cofundada por el profesor Unai Ansejo – que opera con fondos indexados (a diferencia de Wealthfront o Betterment que usan ETFs) y carteras asignadas automáticamente pero creadas por el equipo asesor, y FeelCapital, cuyas carteras se materializan de forma automática y personalizada, pero que deja la contratación de los fondos a cargo del cliente y su banco. Pequeños avances a seguir de cerca.

Artículos relacionados