Apoya la pro­puesta de Fomento del Trabajo de re­cu­perar el diá­logo para crear un nuevo Estatut

Los empresarios reclaman un nuevo sistema condicionado de financiación autonómica

Vega de Seoane: “Las re­giones no deben re­cibir ayudas gratis y sin con­di­cio­nes”

Sin título
Una España Mejor para Todos.

El pre­si­dente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, ha plan­teado un nuevo sis­tema de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mica en el que las co­mu­ni­dades au­tó­nomas re­cep­toras de fondos eje­cuten re­formas que les per­mita no de­pender fi­nan­cie­ra­mente de otras que apor­tan. “Las apor­ta­ciones de­be­rían ser tran­si­to­rias bajo un es­quema en el que deben hacer sus de­be­res. Las re­giones no deben re­cibir ayudas gratis y sin con­di­cio­nes”, sos­tiene.

Así lo ha expuesto Vega de Seoane durante la presentación del documento Una España mejor para todos. Un pacto para un crecimiento integrador, que ha señalado que, en el pacto fiscal que existe, debería haber un esquema en el que todos demos dinero y que, cuando una comunidad autónoma recibe, sepa que es de forma transitoria y que tiene que hacer sus deberes. “Cuando una autonomía recibe siempre dinero algo está pasando”, comentó.

Tampoco dijo entender cómo había regiones que son receptoras y se permiten bajar los impuestos a los contribuyentes y, en cambio, otras comunidades autónomas que aportan dinero al resto, suben la fiscalidad. En este sentido, dijo que estos comportamientos son “disparatados” y acaban generando “mal clima”.

El presidente del Círculo ha explicado al respecto que, al igual que Alemania exigía a España reformas a cambio de recibir fondos europeos, “se debería hacer lo mismo en España”, y configurar un esquema en el que las CCAA hagan sus aportaciones, pero exigir a los receptores que hagan reformas para mejorar la riqueza de su región y conseguir que no precisen ayudas de otras comunidades. Excepto Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares que aportan, el resto de las autonomías son receptoras. País Vasco y Navarra son comunidades forales.

Garantizar el Estado de Derecho

Respecto a la situación de Cataluña, Vega de Seoane ha vuelto a insistir en que “es esencial que se garantice el Estado de Derecho”, criticando a los actuales dirigentes que “han decidido -dijo- interpretar las leyes a su manera”. Al igual que señaló en la declaración institucional que el Círculo días pasados, Vega de Seoane volvió expresar que había que “actuar con gradualidad”, pero también con “mucha firmeza y con inteligencia para defender el Estado de Derecho”.

Respaldo a la propuesta de Fomento del Trabajo

Sobre la propuesta del presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, de recuperar el diálogo para crear un nuevo Estatut, que incluya un pacto fiscal en línea con el cupo vasco, ha dicho verlo “lógico” y “razonable”, ya que con el anterior hubo “desencuentros y torpezas” en el tratamiento. “Otras cosa es que sea posible”, apuntó para añadir a continuación: “yo pediría también el mismo trato para Madrid”.

Vega de Seoane ha valorado muy positivamente que Gay de Montellá como presidente de la patronal catalana se haya pronunciado en pro del cumplimiento de la ley, con una hoja de ruta “perfectamente constitucional y legal”. “No nos incomodan las ideas sino los procedimientos. Si se siguen las reglas no importan las ideas. Doy la bienvenida a este pronunciamiento de Fomento del Trabajo de que hay que cumplir la ley”, subrayó.

El máximo dirigente del Círculo de Empresarios comentó que ya se estaba notando una ralentización en el consumo y en las inversiones por el efecto que estaba teniendo la situación en Cataluña. La región catalana representa el 20% del PIB español, por lo que admitió que, si los catalanes se independizasen, “sería un desastre para España”, pero “mucho peor para Cataluña”, pues perdería entre un 20% y un 30% de su PIB. “Cataluña es estupenda, pero no sus dirigentes políticos que lo están haciendo bastante mal”, enfatizó.

El Círculo de Empresarios ha presentado un documento en el que propone toda una batería de ideas para debatir sobre el futuro de España. En el proyecto elaborado bajo la dirección del hispano-sueco Ingemar Naeve, y de la directora del departamento de Economía del Círculo, Alicia Coronil, se hace una proyección de lo que España podría llegar a ser si, retomando el impulso reformista y de cooperación, nos orientásemos a mejorar la calidad de nuestro sistema educativo, a impulsar la creación y el crecimiento del tejido empresarial español y a reducir el peso de la economía sumergida.

Sobre este último punto, el documento subraya que, si España hubiera adoptado medidas para fomentar la corresponsabilidad tributaria de los ciudadanos, intensificado la lucha contra las bolsas de fraude, el nivel de nuestra economía sumergida sería del 11,6% del PIB y no del 17,2% actual. De esta forma, el PIB nominal aumentaría en 64.960 millones de euros.

En términos fiscales, el menor peso de la economía sumergida supondría unos ingresos públicos adicionales de 24.879 millones de euros que, junto a los generados por la nueva estructura empresarial, permitirían alcanzar un superávit fiscal del 1,24% del PIB, con consecuencias positivas sobre la sostenibilidad de la deuda.

Artículos relacionados