DESDE EL PARQUET

OHL busca de nuevo rumbo

Tras las in­for­ma­ciones sobre el in­terés de un grupo chino, que pa­rece no estar con­ven­ciendo a los bol­sis­tas, los ana­lista de Renta 4 han de­cido rea­lizar un re­paso a la si­tua­ción de OHL.

La firma recuerda que la revisión a la baja realizada por la constructora sobre sus estimaciones de 2017 en julio tras la presentación de su nuevo plan estratégico provocó cierta pérdida de confianza entre los inversores que se ha venido traduciendo en una intensa presión sobre su cotización. No obstante, a medida de que se vaya ejecutando el plan y los resultados vayan mostrando cierta solidez, la cotización debería ir recuperándose.

De hecho, en Renta 4 aprecian ya un cambio importante en la constructora. En los últimos meses está ganando proyectos importantes en países con buenas perspectivas y seguridad jurídica, lo que parece haber puesto freno al deterioro en la caja provocado por los “Legacy Projects”, al tiempo que se está dando prioridad a la generación de caja y a la obtención de rentabilidad.

Pese a esta mejora, los analistas de la firma consideran difícil que se puedan alcanzar los objetivos de deuda sin realizar desinversiones adicionales. En este sentido, y pendiente de la venta de algunas filiales, el interés mostrado por gigante inmobiliario China Construction para tomar una participación cobra especial relevancia.

Mientras se confirman o no estos rumores, la casa de análisis ha optado por reiterar su valoración en 4,7 euros, basado en un modelo de suma de partes. Aunque el potencial de revalorización es elevado, superior al 40% respecto a su actual precio de mercado, existen distintos factores de riesgo que obligan a mantenerse alejados del valor a la espera de que la constructora vaya mostrando trimestre a trimestre una clara mejora de su situación financiera que confirme esta valoración.

Las acciones de OHL cotizan en torno a los 3,3 euros prácticamente en el mismo punto en el que inicio el ejercicio. Todo ello en un ambiente bastante depresivo en torno al grupo que lo tiene anclado en los últimos meses en un proceso lateral entre los 3,2  y los 3,6 euros por acción. Dinámica que de momento no tiene visos de cambiar en circunstancias normales, de ahí que los accionistas estén deseando la llegada de un nuevo accionista al grupo que acelere el cambio de rumbo.

Artículos relacionados