News Links

La crisis catalana sacude levemente los mercados, que se lo toman ‘con filosofía’

‘Madrid hace frente a los se­pa­ra­tistas ca­ta­la­nes’ y unas de­ten­ciones ‘desencadenan pro­testas en Barcelona’

Manifestaciones en  Cataluña
Manifestaciones en Cataluña

Hay mu­chos pro­blemas y pe­na­li­dades en el mundo mucho más im­por­tantes como para cen­trarse en la ac­tua­ción po­li­cial en Barcelona contra el se­ce­sio­nismo por ór­denes de un juez. Está el pa­vo­roso te­rre­moto de México, con 239 muertos según el úl­timo re­cuento este jueves y mu­chos des­apa­re­ci­dos. Está el hu­racán María, que ha su­mido a Puerto Rico en la os­cu­ridad más ab­so­luta y que sigue su ruta de des­truc­ción. Y sí, tam­bién está Cataluña .

Pero muy pocos medios de referencia europea o internacional llevan a primera plana lo que Le Monde llama ‘jornada eléctrica’ en Barcelona. Están, por ejemplo, The Guardian, con un titular a tres columnas sobre la ‘crisis’ por la pugna del referéndum. También a tres columnas, la portada de The Independent incluye una foto de los manifestantes con un titular que subraya igualmente ‘la crisis de identidad en Cataluña’.

Está Financial Times a una columna: ‘Unas detenciones desencadenan protestas en Barcelona’. Lo mismo el alemán Der Tagesspiegel: ‘Madrid hace frente a los separatistas catalanes’. Y así otros periódicos, muchos de ellos sobre la base de los despachos de las agencias AP, Reuters y AFP.

Todos relatan los hechos con mayor o menor detenimiento, aunque lo presentan como una pugna entre el Gobierno Rajoy y el de Puigdemont. Además, adornan los relatos con las declaraciones de ambos presidentes y de algunos manifestantes, que como es de rigor hablan de sus derechos, no de los de los demás. La gran particularidad: algunos medios ni siquiera hablan de intervención judicial, sólo de actuación policial de la Guardia Civil. Dan a entender que obedecían órdenes directas de Moncloa. Si acaso, dejan caer de pasada que sí había una ‘orden de un juez’.

Sólo Sandrine Morel y Cécile Chambraud se han molestado en informarse a fondo más allá del griterío de los manifestantes: ‘Por instrucciones del Juzgado de Instrucción nº 13 de Barcelona, la Guardia Civil ha practicado unos 40 registros, seis de ellos en consellerías autonómicas, así como una veintena de imputaciones y de la detención de 14 personas, altos funcionarios, proveedores y altos responsables del Govern catalán’.

Lamentablemente, hasta Le Monde cae luego en el reduccionismo: ‘Convencido de la eficacia de la acción de la Justicia, el jefe del Ejecutivo ha desertado del terreno político’. En la misma línea que un editorial en el mismo diario la semana pasada, la tesis es que Rajoy ‘debe’ ofrecer algo más a los catalanes. No se trata de que saltarse la ley es incompatible con la democracia, sino de que en vista de que hay una disputa, lo que hay que hacer es dialogar, ‘hacer política’. Pero a nadie se le ocurre señalar la mejor manera de hacer política e incluso de llegar a la independencia por medios legales: iniciar, proponer, promover y presentar una moción para la reforma de la Constitución.

Junto a las consideraciones políticas, algunos medios internacionales analizan cómo han reaccionado los mercados financieros y de deuda. Con algunos matices, hay consenso: la escalada de tensiones ha perjudicado, pero no es para tanto. Al menor por ahora.

Así lo titula Todd White en Bloomberg: ‘Los mercados se toman con calma las medidas de España contra los funcionarios catalanes’. Más adelante insiste en que ‘los inversores se lo han tomado con filosofía’. White destaca, como otros medios financieros, que la Bolsa española bajó más que el resto de las europeas, aunque del 0,9% de caída, ‘alrededor de una tercera parte se debió a los resultados de Inditex, que no cumplió las previsiones’.

Otro periodista de Bloomberg, Esteban Duarte, también recoge el impacto todavía leve de la escalada del conflicto: ‘La prima de riesgo que los inversores demandan para tener bonos españoles a diez años con relación al bund alemán subió cuatro puntos básicos, hasta 114’.

Y en Reuters, Danilo Masoni se refiere a ‘la agitación en España’ y considera que la Bolsa española sufrió un ‘duro golpe’, aunque es en comparación con ‘la cautela que dominó’ en el resto de los mercados. La misma agencia, sin embargo, ve que tanto la caída de la Bolsa como la subida de la prima de riesgo de la deuda española fue ‘leve’. Por contra, para Jon Sindreu en The Wall Street Journal ’los inversores ven un prolongado riesgo político en Cataluña’.

Artículos relacionados