DESDE EL PARQUET

Enagás, alto potencial

Si hay un valor por el que apostar de cara a lo que queda de ejer­ci­cio, aoarte de otros mu­chos con ten­den­cias pro­pias, los bo­listas tienen claro que ese ha de ser Enagás.

El gestor de las redes de gas en España destaca por la recurrente generación de caja, la visibilidad que le proporciona su negocio regulado y una saneada estructura financiera.

A ello habría que sumarle además, un menor riesgo político respecto a sus comparables del sector y una altísima rentabilidad por dividendo que los expertos prevén que alcance el 6% este año. Eso supone uno de los mayores pagos a los accionistas en el mercado español.

Entre las últimas acciones adoptadas por la compañía en su proceso de expansión ha gustado especialmente la decisión de pujar por el 66% de Desfa, la red gasista de Grecia, en consorcio con otros tres grandes operadores liderados por la italiana Snam. Para ello competirá con otros seis grupos internacionales. En caso de llevarse el gato al agua, la participación que tendría Enagás estaría sobre el 10%.

Una operación considerada por los expertos de Ahorro Corporación como muy interesante desde el punto de vista estratégico, pues Enagás ya está presente en la zona con el proyecto Trans Adriatic Pipeline (TAP).

Este es un gasoducto destinado a transportar la materia prima desde Azerbaiyán hasta la UE y en el que participa con un 16%. El proyecto es la parte europea del Corredor Gasista del Sur, que conectará el mercado comunitario con nuevas fuentes de gas y contará con una capacidad inicial de 10.000 millones de metros cúbicos de gas al año. Desfa permitiría así fortalecer a la cotizada española su presencia en la zona.

Pese a todos estos excelentes fundamentales, el valor presenta un perfil muy volátil en el último año y medio. Las acciones de la compañía han pasado de los máximos absolutos a un paso de los 26 euros por acción a buscar soporte sobre los 21 euros para luego volver a rebotar en la primera mitad del año de nuevo hasta cerca de máximos.

Con el frenazo de la Bolsa en junio, el valor ha vuelto a sufrir un nuevo proceso correctivo pero a diferencia del conjunto del mercado ha reaccionado mejor para asentarse sobre los 24,5 euros. Si a corto plazo logra consolidar este nivel, los expertos esperan un nuevo avance en busca de conquistar nuevos máximos. Eso supondría un potencial de revalorización del orden del 10% adicional para final de año con lo que probablemente superará la rentabilidad del Ibex 35.

Artículos relacionados