Monitor del Seguro

La cuota de mer­cado de las en­ti­dades fi­nan­cieras tras­pasa el 60%

La banca se supera en el negocio de Vida

El ahorro ges­tio­nado por los bancos creció en el primer se­mestre un 8,5%

Sede de ICEA
Sede de ICEA

Las ase­gu­ra­doras vin­cu­ladas a en­ti­dades ban­ca­rias, a través de alianzas o 100% de su pro­pie­dad, ges­tio­naban a fi­nales de junio en torno a 102.400 mi­llones de euros en ahorro de sus clientes ins­tru­men­tado a través de se­guros de Vida, un 8,5% más que un año an­tes. La evo­lu­ción es muy buena si se tiene en cuenta que el mer­cado en su con­junto ha cre­cido a un ritmo del 5,1%, según los úl­timos datos de ICEA di­fun­didos por Unespa.

Aún es mejor otra cifra: estas compañías dominan el mercado con una cuota de algo más del 61%, tras aumentarla en los últimos 12 meses en casi 2 puntos porcentuales. El número de clientes que ha acudido a una de estas entidades a comprar un seguro de Vida roza los 15,8 millones, el 53% del total de asegurados.

Parece claro que en el seguro de Vida los bancos mandan. Pero no todos mandan lo mismo. CaixaBank, con su filial VidaCaixa, es la entidad líder. Los números no dejan lugar a dudas. Acapara el 25,6% del mercado total gracias a sus 46.521 millones en provisiones técnicas, las cuales han crecido en tasa interanual nada menos que un 17%; pero aún crece más en primas, un 23,1% hasta los 5.597 millones de euros. La compañía tiene ya más de 5,6 millones de asegurados (un 4,2% más).

Todos los productos de Vida han acumulado crecimientos salvo los Planes de Pensión Asegurados (PPA), una tendencia en línea con la del sector: el ahorro gestionado por los PPA ha descendido un 0,94% hasta junio en tasa interanual, un 13% en el caso de VidaCaixa.

Aunque con volúmenes de negocio inferiores, en este grupo de compañías vinculadas a bancos las hay a las que todavía les ha ido mejor en este primer semestre del ejercicio. En concreto, han crecido más que la entidad catalana Unicorp Vida y Bansabadell Vida, un 26,7% y 22% respectivamente, hasta sumar en provisiones 1.792 millones y 8.282 millones (puesto 18 y 5, respectivamente, en la clasificación general por entidades).

Unicorp Vida, la alianza entre Santalucía y Unicaja Banco, ha logrado este crecimiento gracias sobre todo al tirón de los unit linked, los seguros vinculados a activos donde el riesgo lo asume el tomador y no la aseguradora. El sector quiere fomentar este tipo de productos para hacer frente al contexto de bajos tipos de interés, pero no acaban de cuajar, como lo muestra el hecho de que las provisiones técnicas se redujeron en tasa interanual en el conjunto del sector un 2,5% hasta los 12.913 millones, y el número de asegurados cayó un 5,6% hasta sumar 681.608.

No obstante, entidades como Unicorp Vida sí que han demostrado tener engrasada la maquinaria de venta de estos seguros, logrando un incremento en el ahorro gestionado de más del 1.000% hasta los 280,6 millones de euros.

A Bansabadell Vida le han funcionado muy bien los seguros de ahorro de capitales diferidos y los de rentas, con incrementos del 28,6% y 27% en tasa interanual, respectivamente. Pero también hay que destacar el crecimiento del 33,8% entre enero y junio de las rentas vitalicias que son fruto de la transformación del dinero logrado con la venta de algún elemento patrimonial, como una segunda vivienda, fondos de inversión, acciones…

Las entidades comenzaron a comercializar estos productos hace casi dos años, y ya hay, a cierre de junio, 9.208 personas mayores de 65 años que han transformado su patrimonio en rentas vitalicias. El volumen que mueven todavía es poco, 1.140 millones.

También ha exhibido un crecimiento más que decente Cajamar Vida, joint venture entre la caja rural y Generali. La compañía ha crecido en provisiones técnicas un 15,3% hasta los 663,4 millones. Todos los productos de Vida han aumentado a buen ritmo, pero en este caso destaca la buena marcha de los seguros individuales de ahorro a largo plazo (Sialp), cuyas provisiones técnicas se han incrementado en el primer semestre un 78,4% respecto al mismo periodo del año anterior.

Este avance es superior al que ha experimentado el mercado, que tampoco ha sido pequeño. Estas pólizas, conocidas como Planes de Ahorro 5, movían a cierre del primer semestre 2.586 millones, con una mejora del 68,6% en tasa interanual.

El negocio de Vida ha ido muy bien en al canal de bancaseguros; pero tras las cifras generales y las de las entidades que más han brillado en el semestre, las hay también que no son tan positivas. Varias compañías han acabado junio con menos volumen de ahorro gestionado en seguros de Vida que hace un año.

Entre los descensos más llamativos se encuentra el de Caja Granada Vida, que tiene un acuerdo de distribución con Aviva. El descenso de las provisiones ha sido del 9,3% hasta los 203,4 millones. En este caso, todas las líneas de productos han experimentado retrocesos, destacando el descenso de casi el 25% del volumen gestionado en PPA.

A Pastor Vida, la aseguradora del Banco Pastor (ahora integrado en Santander tras comprar Popular en junio) tampoco le ha ido bien. Las provisiones técnicas han caído un 7,4% en tasa interanual. Suman 111,7 millones, la mayoría correspondientes a seguros de Rentas, que se han dejado en un año un 7,7%. Otra entidad que ha sufrido retrocesos significativos ha sido CCM Vida y Pensiones, joint venture entre Mapfre y Banco CCM.

La caída de las provisiones ha sido del 6,5% hasta los 823,4 millones. Esta entidad ha crecido mucho en el semestre, en torno a un 25%, en productos como Sialp y unit linked, pero han flaqueado los seguros más populares, como los de capitales diferidos y rentas, con caídas de un 17,3% y 5,2%, respectivamente.

Aunque con historias diferentes, está claro que los bancos cada vez son más fuertes en el mercado del seguro de Vida. Son ellos los que canalizan la mayor parte de un negocio que está en auge, y del que se espera mucho en los próximos años. El potencial de crecimiento es muy grande.

La Brecha de Protección del Seguro (diferencia entre la cobertura de seguros que es económicamente necesaria y beneficiosa para la sociedad y la cantidad de dicha cobertura efectivamente adquirida) en el mercado español era a finales del pasado año de 23.800 millones; y el 96,2% de esa cantidad corresponde a Vida.

Para cerrar esa brecha el seguro de Vida debería crecer a una tasa promedio del 5,7% los próximos 10 años, según datos del informe ‘El mercado español de seguros en 2016’, elaborado por el servicio de estudios de Mapfre.

Artículos relacionados