DESDE EL PARQUET

Telepizza, sabor internacional

La pro­gre­siva re­cu­pe­ra­ción de la ac­ti­vidad de Telepizza, es­pe­cial­mente del ne­gocio ex­te­rior, está lo­grando de­volver la con­fianza a los mer­ca­dos.

El grupo prevé cerrar este año con la apertura de 80 nuevos establecimientos mientras sigue abriéndose paso en nuevos países como Francia, Suiza y República Checa, con lo que ya tiene presencia en una veintena de países.

Todo ello en busca de asentar el regreso a los beneficios reflejado en 2016. En los patios de operaciones, de hecho, se comenta la buena marcha en la primera mitad de año que deberá confirmarse en sus resultados semestrales.

Pero lo que más gusta a los bolsistas es la próxima incorporación en el mes de octubre de Marcos de Quintos, el ex gurú de marketing de Coca Cola, como consejero delegado independiente. Se considera que esta incorporación supondrá un importante espaldarazo para impulsar la imagen de marca del grupo un tanto alicaída en su segunda etapa como cotizada en las bolsas españolas.

De hecho, el valor aún está recuperándose de la fuerte caída posterior a su reincorporación al mercado en abril del pasado ejercicio. Tras salir a 7,75 euros, las acciones de la empresa de alimentación ya perdían en septiembre del año pasado casi un 50% de su valor al desplomarse por debajo de los 4 euros.

El motivo de esta caída, explican los expertos, fue un exceso de valoración en la salida debido a las enormes expectativas de su expansión internacional que aún están por confirmar. Los que conocen la compañía recuerdan que ya se intentó esta estrategia en el pasado sin demasiado éxito.

Ahora, sin embargo, parece que las cosas están cambiando y que el grupo ha puesto orden en sus finanzas mediante una intensa reestructuración de sus costes y está acometiendo sus proyectos en otros países con un mejor criterio empresarial. Eso le lleva a cotizar con un notable descuento respecto a sus competidores.

De este modo, el valor no solo ha superado en estos días de nuevo la cota de los 5 euros por acción sino que además parece estar en clara disposición de romper los máximos relativos anteriores en torno a los 5,4 euros. Eso le daría un nuevo impulso hasta los 5,8 euros, lo que supondría un potencial de subida adicional del 11% que le colocaría en la parte alta del canal alcista que viene desarrollando desde octubre del pasado ejercicio.

A partir de ahí lo más probable sería un nuevo ajuste a la espera de nuevos catalizadores, probablemente vía resultados, que le ayuden a avanzar hacia su precio de salida a Bolsa.

Artículos relacionados