DESDE EL PARQUET

Deloeo, con efecto boomerang controlado

La subida del aceite virgen en un 25% fa­ci­lita las me­joras de ges­tión

Deoleo
Deoleo

Los pro­fundos cam­bios es­truc­tu­rales aco­me­tidos por Deoleo en el úl­timo año están em­pe­zando a tener efecto en sus cuentas y en la per­cep­ción del mer­cado. El giro es­tra­té­gico para cen­trarse en la ge­ne­ra­ción de valor y en la ca­lidad de sus pro­ductos ha lle­vado al grupo a re­ducir sus pér­didas en un 75% en el primer se­mestre del ejer­ci­cio, hasta los 5 mi­llones de eu­ros, re­vir­tiendo la mala evo­lu­ción del ne­gocio de los úl­timos años.

Un cambio de tendencia que se ha reflejado sobre todo en el segundo trimestre. En este período, la compañía ha obtenido un resultado positivo de 2,6 millones de euros con avances en todas las unidades de negocio. Y todo ello a pesar de que el precio del aceite continúa al alza con la consiguiente presión sobre la demanda.

El aceite virgen extra acumula una subida del 25% interanual y del 12% en la primera mitad del año. Aun así, la compañía está logrando reducir el impacto de esta volatilidad de precios gracias a las nuevas políticas centradas en los márgenes frente al volumen, la mejora en la gestión de las compras de aceite, así como en una mayor eficiencia y ahorro de costes.

En este adverso contexto, la compañía logró elevar la facturación en el primer semestre un 1,5%, hasta los 344,2 millones de euros. El beneficio bruto de explotación, sin embargo, se redujo hasta los 20,4 millones, afectado principalmente por la evolución del precio de la materia prima y determinados costes necesarios para la restructuración llevada a cabo, en los que se espera no volverá a incurrir en el futuro.

En el apartado financiero, Deoleo cuenta con unos niveles de caja que aseguran la liquidez suficiente y permiten ampliar la base de proveedores de la compañía. Con todo, la deuda financiera neta ha subido ligeramente en el primer semestre del año, un 3,8%, por la necesidad de aprovisionamiento de aceites de calidad.

En esta apuesta por la calidad, la compañía está completando el reposicionamiento global de sus marcas líderes, lo cual, junto con la reconfiguración industrial del grupo, abre el camino a un nuevo Deoleo, orientado al cliente y a la calidad.

Esta nueva estrategia centrada en la calidad, que ha obligado al reposicionamiento global de sus marcas líderes, ya está dando sus frutos. Así lo demuestra el reconocimiento de la industria y de los consumidores con 29 galardones internacionales en lo que va de año en algunos de los concursos de aceite de oliva más prestigiosos del mundo.

Los expertos recuerdan que a finales de mayo se especulaba en los mercados con la posible quiebra del grupo tras unos resultados en el primer trimestre más que decepcionantes. Eso obligó a la compañía a dejar sin retribución al menos este año a las obligaciones preferentes.

Ahora, la cotización ha subido más de un 15% en apenas una semana, volviendo a situar su precio en los niveles de comienzo del ejercicio y elevando las expectativas para la segunda mitad del año que se sitúan en torno a los 0,30 euros por acción.

Artículos relacionados