Oceanwood y el pre­si­dente apro­ve­chan cual­quier mí­nima co­rrec­ción para com­prar

Los primeros espadas se hacen más fuertes en NH en un agosto de vaivenes en bolsa

La au­sencia de no­ti­cias ne­ga­tivas en los re­sul­tados per­mite a la ho­te­lera su­perar dudas

NH Hoteles
NH Hoteles

NH Hoteles vive un mes de agosto muy in­tenso en bolsa. Tras su­perar una mini co­rrec­ción en el tramo final de la pri­mera se­mana com­pleta de agosto que se llevó algo más del 6% del valor del grupo en apenas cuatro se­sio­nes, la ac­ción volvió a re­caer por el im­pacto de los aten­tados te­rro­ristas de Barcelona del pa­sado jueves 17. Un golpe que llegó cuando la ac­ción del grupo ho­te­lero volvía a coger la ve­lo­cidad de cru­cero en el par­quet con todo el apoyo ins­ti­tu­cional po­si­ble.

Las dudas provocadas por la primera corrección fueron disipadas inmediatamente y de forma muy contundente por algunos de los primeros espadas del grupo. Tanto un gran accionista como el fondo Oceanwood como el presidente no ejecutivo salieron al rescate de la acción, que a pesar de la doble corrección del mes de agosto (acelerada por la escasa liquidez de los mercados en el mes de vacaciones por antonomasia) presume de una ganancia de más del 40% este año.

Oceanwood subió su participación desde el 14,12% hasta el 14,30% y consolida su posición de segundo accionista de NH por encima del grupo chino HNA. Por su parte, Alfredo Fernández Agras compró 50.000 acciones en plena corrección. Dos movimientos de dos accionistas ‘de la casa’ que llegaron con la hotelera en plena efervescencia en bolsa, muy cerca de los máximos del ejercicio marcados justo antes del efímero movimiento a la baja de agosto.

“El valor sigue muy caliente porque los resultados no han dejado ninguna sorpresa negativa. Es verdad que se han producido algunas realizaciones de beneficios, porque el valor ha subido mucho en lo que va de año, pero enseguida ha aparecido dinero para llevarse el papel acumulado. El verano turístico está siendo extraordinario y antes del atentado de Barcelona está consolidando la acción cerca de los niveles más altos en cinco años”, señalan en fuentes bursátiles. Las mismas fuentes creen que en condiciones normales el valor puede recuperar pronto los niveles perdidos tras los atentados de Cataluña. Aseguran que ya está entrando dinero en el valor, que ya el lunes retomó la senda alcista de la mano de las compras de varios fondos aprovechando la caída de la acción hasta los niveles más bajos del mes. No obstante, la acción sigue teniendo a tiro de piedra los máximos del año de 5,84 euros marcados antes de la primera caída de agosto.

Hasta junio, la compañía ha cumplido con las expectativas de los analistas. Sin noticias negativas en el frente más importante y con la paz accionarial recuperada al menos temporalmente, la compañía sigue bajo los focos de los inversores que creen que el valor no ha cotizado totalmente el extraordinario año turístico de España. Un momento que se traduce en que hasta junio el grupo había ganado un 21,3% menos por el impacto de la ausencia de plusvalías por rotación de activos, pero que a cambio elevó sus ventas un 7% hasta los 764 millones de euros.

Artículos relacionados