Los ana­listas creen que el cas­tigo re­ci­bido por la ac­ción tras los re­sul­tados es des­pro­por­cio­nado

Técnicas Reunidas da el enésimo susto al mercado y carga de beneficios a los bajistas

La caída de los pe­didos ahonda más la di­fe­rencia entre las ex­pec­ta­tivas de los ana­listas y los cortos

Tecnicas Reunidas
Técnicas Reunidas.

Técnicas Reunidas se ha abo­nado a los sustos en Bolsa. La com­pañía, que en fe­brero de año pa­sado lanzó un sor­pren­dente ‘profit war­ning’ pro­vo­cado por la ines­ta­bi­lidad ge­ne­rada por la gran caída del precio del pe­tró­leo, se ha visto afec­tada en los re­sul­tados del primer se­mestre del año por la de­pre­cia­ción del dólar frente al euro. El re­sul­tado es que el be­ne­ficio se ha que­dado cla­vado en los mismos ni­veles del mismo pe­ríodo del año pa­sado aunque la fac­tu­ra­ción sube un 14%.

Pero no es en estas dos cifras donde los analistas han fijado su atención. Lo han hecho, sobre todo, en la cifra de pedidos del grupo, que se ha quedado claramente por debajo de las expectativas en los seis primeros meses del año. El primer ejecutivo del grupo, Juan Lladó, ha salido al quite afirmando que Técnicas espera cerrar en el año con una cartera de pedidos similar a la que tenía cuando empezó el año. Pero los inversores han decidido tirar de cautela y sus ventas han llevado a la compañía hasta el farolillo rojo del Ibex 35 en 2017.

En lo que va de año, la caída del grupo de proyectos llave en mano especialmente para el sector energético pierde ya más de un 20%. Por lo tanto, se está quedando muy fuera de la tendencia general alcista del mercado español, en el que sólo otros tres valores están en números rojos en el parqué. La fuerte caída de Técnicas ha llevado su valor de mercado hasta los 1.600 millones de euros, que supone retroceder hasta los niveles más bajos desde hace casi un año.

“Los resultados han sido el desencadenante de un descenso que nos parece exagerado (la acción cayó más de un 7% tras su publicación), quizá amplificado por la caída de la actividad propia del verano. No fueron buenos, pero tampoco tan malos como para provocar una salida de papel tan potente y una respuesta de dinero tan escasa como la que se ha visto en los últimos días. Lejos de reaccionar, la acción se sigue debilitando”, señalan en una firma de bolsa nacional muy activa con inversores extranjeros.

¿Tienen razón los inversores bajistas que habían apostado muy fuerte antes de los resultados porque Técnicas seguiría bajo presión durante bastante tiempo en bolsa? Los ‘hedge fund’ que habían subido las posiciones cortas por encima del 11% del capital de Técnicas a finales de julio y ahora casi tocan el 13% han sido los grandes beneficiarios de la caída del valor, que también ha acusado el fuerte retroceso cercano al 60% de la posición de caja neta hasta los 225 millones de euros.

Divergencia

Después de la caída, Técnicas Reunidas se convierte en una de las empresas donde más divergen las previsiones de los analistas y las expectativas de los bajistas. Los ‘broker’ que siguen el valor le asignan un precio objetivo de alrededor de 37 euros por acción. Un precio que supone un recorrido alcista teórico del 30%. Un porcentaje sin parangón entre las firmas del Ibex, que tras un año muy alcista en el mercado español han superado con creces en la mayoría de los casos los precios previstos por los expertos.

Todo lo contrario que Técnicas, que se enfrenta al reto de superar otro serio movimiento de corrección en bolsa. Firmas como Barclays creen en el potencial de la compañía, como en el del resto de empresas que prestan servicios a la industria petrolera. El banco británico cree que la compañía está preparada para una remontada. No obstante, los analistas creen que el valor va a dar un nuevo curso de irregularidad en los próximos meses.

“No hay más que ver el gráfico de Técnicas para darse cuenta de que el valor está subido a la montaña rusa en bolsa en los últimos trimestres. Ha tenido capacidad de recuperación después de cada gran caída, pero en muchos casos la reacción ha sido sólo la antesala de una nueva gran caída”, señalan en fuentes bursátiles que recuerdan que el valor debe recuperar la confianza del mercado después de dos años de emociones fuertes y mucha irregularidad.

Artículos relacionados