DESDE EL PARQUET

El Ibex pierde un 2,6% en dos sesiones

La au­sencia de no­ticas re­le­vantes hace que el mer­cado ponga el foco en la es­ca­lada de la ten­sión en Corea del Norte, que en cir­cuns­tan­cias nor­males ha­bría pa­sado des­aper­ci­bido.

Como se sabe, agosto es un mes en el que se producen movimientos sorprendentes en el mercado.

Las bolsas europeas han abierto con caídas moderadas que se han ido intensificando a lo largo del día, especialmente tras la apertura a la baja en Wall Street. El IBEX ha encabezado las caídas en Europa al desplomarse un -1,38%.

Dentro del selectivo, tan solo Mediaset ha logrado cerrar en verde (+0,23%). Los más castigados han sido los bancos y Siemens Gamesa, que ha llegado a perder los 13 euros por acción en algunos momentos. Bankia, Santander y Bankinter han errado con descensos superiores al 2%

El oro y los bonos más seguros han vuelto a actuar de activos refugio. Las compras de deuda alemana han provocado que la prima de riesgo española vuelva a situarse por encima de los 100 puntos básicos.

Lo cierto es que el intercambio de amenazas entre Washington y Pyongyang viene de lejos y no había influido en el mercado hasta ahora. Las bolsas han encontrado en estastensiones geopolíticas un pretexto para recoger beneficios después de la exagerada reacción que generó el informe de empleo americano.

El mercado de materias primas estaba pendiente de la publicación del informe mensual de la OPEP, que durante julio produjo 32,87 millones de barriles diarios, 172.600 más que en el mes anterior. Este dato reabre el debate sobre la efectividad del pacto de control de la producción propuesto por la propia organización. En este mismo informe, la OPEP ha elevado sus previsiones de demanda global de petróleo para 2017 y 2018. El Brent cotizaba en torno a los 53 dólares al cierre de la sesión europea en medio de una gran volatilidad.

Coca-Cola Euroean Partners ha publicado a media sesión sus resultados. Ha revisado al alza sus estimaciones para este año tras anunciar un aumento del 14% en el beneficio operativo del primer semestre, que se ha visto impulsado por un clima favorable entre abril y junio. Sus acciones han subido un 0,60%.

En el resto de Europa ha habido otras presentaciones de resultados como la de Henkel, que se ha dejado un -4%, o la de Glencore, que ha perdido un -2,5%. Sí ha convencido al mercado Zalando (+0,7%), cuyos ingresos siguen creciendo a doble dígito a pesar de la amenaza de las ventas online de textiles tradicionales como Inditex o H&M y de la apuesta que está haciendo Amazon por la venta de artículos de moda.

Felipe López-Gálvez es analista del Self Bank

Artículos relacionados