LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa mira a los bancos centrales

Ni la ex­ce­lente evo­lu­ción de los datos de con­fianza en Europa ni el cre­ci­miento de la eco­nomía nor­te­ame­ri­cana por en­cima de lo pre­visto ha sido su­fi­ciente para de­volver el pulso in­versor a los mer­cados eu­ro­peos en las úl­timas se­sio­nes.

El Ibex 35 perdió un 1,7% en el global de la semana pasada, con una caída acumulada del 4% en junio, para deslizarse por debajo de los 10.500 puntos.

Se consolida así la pérdida del suelo de los 10.700 puntos de la semana anterior, abriéndose un gap de caída hasta el siguiente suelo de más del 4%.. Un ajuste que, en cualquier caso, no supone una gran amenaza al canal alcista que sigue manteniendo el selectivo español. Como señalan en Ágora, la tendencia de la renta variable no tiene suficientes enemigos pese a las continuas reflexiones negativas del mercado sobre la alta volatilidad y los bajos precios del crudo.

Toda esta cantinela, señalan en la firma, no está afectando a la estructura de fondo del mercado. La volatilidad se encuentra en niveles ya vistos en los primeros meses de 2013. Y la bajada del petróleo, aunque es cierto que puede anticipar problemas, explican estos analistas, está lejos de revelar un final de tendencia cuando ni siquiera augura una posible madurez de la misma.

La atención, por tanto, se centra de nuevo en las medidas de los grandes Bancos Centrales. En este sentido, buena parte de las tensiones tanto en los mercados de divisas como de acciones se han debido por la preocupación ante el proceso de normalización gradual de la política monetaria del BCE, según se ha desprendido de las últimas palabras de su presidente Mario Draghi.

En los foros de Bolsa, de hecho, ya se ha empezado a especular con que en septiembre podría anunciarse el inicio de la reducción de estímulos. El camino hacia un cambio en política fiscal está más claro que nunca, han apuntado en Deusche Bank. Pero de momento, el BCE tiene previsto seguir comprando deuda por valor de 60.000 millones de euros mensuales hasta diciembre.

A partir de ahí se anticipa una progresiva disminución que debe terminar antes de finales de 2018 con las primeras subidas de tipos de interés. Algo que, al fin y al cabo y pese a las mayores restricciones del crédito, deben generar confianza y asentar el perfil alcista de los mercados a medio y largo plazo.

Calendario semanal de Bolsa

La batería de datos de actividad, producción y empleo, que se publicarán tanto en Europa como en EEUU, servirán para tomar el pulso de los operadores en una semana que se antoja crucial para la evolución del mercado en los próximos meses.

De momento, la sesión de hoy lunes se presenta especialmente intensa con la publicación de los datos de actividad PMI manufacturero en China, la zona euro y EEUU. Este día también se darán a conocer los datos de empleo, así como el índice ISM y los gastos de construcción en el país americano.

El martes habrá una pequeña tregua para los operadores pues la única cita prevista en la agenda financiera serán los precios de producción de la zona euro.

En la sesión del miércoles, la atención se volverá a focalizar en los datos de PMI, en este caso del sector servicios, de China y de Europa. Desde EEUU llegarán los pedidos de bienes duraderos y las actas de la última reunión de la Reserva Federal en la que se aprobó una subida de tipos de 25 puntos básicos.

Para el jueves se esperan los pedidos industriales de Alemania y los datos de actividad PMI e ISM del sector servicios al otro lado del Atlántico.

La última sesión de la semana, el viernes, vendrá marcada por los datos de producción industrial en Alemania y el Reino Unido, pero sobre todo con el informe de empleo norteamericano. Se prevé que la tasa de paro se mantenga en el 4,3%, un nivel históricamente bajo.

En casa, el lunes se conocerá el PMI manufacturero, el miércoles, el PMI del sector servicios y, el viernes, los datos de producción industrial correspondientes al mes de mayo. Después de una semana sin colocaciones, el Tesoro público prevé acudir de nuevo al mercado el próximo jueves con una subasta de activos a medio y largo plazo.

Del lado empresarial destaca la batería de dividendos que se abonarán en los primeros días de junio. Acciona (2,889 euros brutos por acción), IAG (0,125), Endesa (0,633), Red eléctrica (0,62) descontarán dividendo este lunes. Ercros (0,04), Acerinox (0,45), Laboratorios Rovi (0,183), Gamesa (0,11), Enagás (0,834) y CIE Automotive (0,21), lo harán el miércoles. Y el viernes lo hará CAF, que abonará a sus accionistas 0,58 euros brutos por título.

Artículos relacionados