Se es­pera un au­mento de las ventas del 2,9% en 2017 en los co­mer­cios mi­no­ristas

El sector del consumo retail se dispara y seguirá creciendo

Empresas como Inditex, DIA o Iberia, pueden estar entre las más be­ne­fi­ciadas

Consumo
Consumo

España sigue in­mersa en un cambio de ciclo eco­nó­mico y lleva ya un par de ejer­ci­cios cre­ciendo a más del 3%. Este año, ade­más, el Gobierno es­tima que el PIB se ex­pan­dirá en torno a esos por­cen­tajes con el con­sumo do­més­tico como uno de los pi­lares im­por­tantes que pueden tirar del ca­rro. Las pre­vi­siones apuntan a una mayor me­jo­ría, por lo que las em­presas re­la­cio­nadas con la pro­duc­ción de ar­tículos de con­sumo tienen mucho que ga­nar.

Cada dato que sale publicado aventura más solidez para el consumo y todo lo relacionado con ello. El consenso de mercado espera que España mantenga un crecimiento al menos superior al 2,7%. Eso seguirá siendo la línea de mejora del empleo, al margen de la calidad del mismo, pero también más granos de arena para que la demanda interna siga repuntando a unos múltiplos elevados.

Centrándonos en el sector del consumo las expectativas que ha están muy alta a tenor de las cifras que se van conociendo. Sin ir más lejos, el volumen de negocio del sector de distribución aumentó en terreno español el 2,5% el pasado año, según los números oficiales. Unos números que tienen vistas de avanzar hasta el 2,9% en 2017, tal y como asegura una investigación desarrollada por GfK.

Contando los últimos tres años, las cifras de ventas del retail físico en nuestro país muestran un ligero crecimiento. Esto es una muestra de, precisamente, el impacto de la recuperación económica en los bolsillos de los consumidores. Asimismo, según datos del INE, los comercios vendieron un 3,8% interanual en mayo tras hacer caído un 1% en abril. Es decir, todo está a favor en el clima actual.

Pero se puede ir más allá, porque el empleo en el sector del comercio minorista avanzó un 2% en mayo respecto al mismo mes del año anterior. Dicho de otra forma, supone dos décimas por encima del dato registrado en abril. Así pues, se encadenan ya 37 meses consecutivos de aumentos interanuales de la ocupación en el sector. Muy revelador.

Con todo, el retail europeo continúa enfrentándose a un clima político que goza de cierta inestabilidad después de la ejecución del Brexit, aún en vías de negociación, o con la próxima cita electoral germana. Además, el nuevo gobierno de Francia tiene que implementar sus medidas, con lo que la certidumbre no termina por establecerse dentro del ámbito europeo.

Desde GfK, añaden, por el contrario que “la economía y el consumo privado se muestran sólidos, lo que permite avanzar un crecimiento del volumen de negocio en el sector distribución, en los 28 países de la UE, de un 1,4% en euros”.

El mismo estudio sostiene que la Comisión Europea pronostica más caídas en las tasas de desempleo y repunte en los ingresos netos para muchos países de Europa este ejercicio. Esto serviría como catapulta para el sector minorista, incluyendo que nos encontramos en la era del comercio omnicanal.

Fuentes del mercado explican que estamos ante el momento propicio de que el consumo “mantenga unas líneas de crecimiento ascendentes” por el momentum en el que se encuentra la Unión Europea: más empleo, más generación de inflación y momento positivo. Algo que “favorecerá sin lugar a dudas a las compañías cuya principal fuente de ingresos llegue a través de la exposición al ciclo”.

En base a los datos proporcionados por la consultora, el “sólido crecimiento del volumen de negocio de un 1,4% (nominal) para los 28 países de la UE en 2017. Si se excluye a Gran Bretaña, el volumen de negocio subiría al +2,2%”.

Las más beneficiadas

Dentro de las compañías que pueden sacar más partido de esta evolución favorable se encuentra en primer lugar Inditex. La firma textil sigue aumentando sus números pese a los retos nuevos que están apareciendo y a la fuerte competencia dentro del comercio online. Pero sin duda una tendencia creciente de la demanda es la mejor noticia para sus intereses y para seguir manteniendo su política estratégica en liza.

DIA mantiene previsiones favorables tanto en España como en el resto de los países en los que opera -incluyendo Brasil-. Todo ello, pese a que las posiciones cortas suman ya más de un 30% dentro de su capital. Un auténtico récord. Su exposición al ciclo y las estimaciones del consenso de mercado de aumento de más del 5% en ventas y beneficios le sitúan como una parte interesada dentro de las más bendecidas por el incremento del consumo.

Artículos relacionados