Es el cuarto ope­rador en España y su cre­ci­miento ha sido ex­po­nen­cial

MásMóvil piensa a lo grande

Con más de mil mi­llones de ca­pi­ta­li­za­ción, la ope­ra­dora busca dejar el MAB y co­tizar en el mer­cado con­tinuo

MasMovil
MasMovil

La pró­xima junta de ac­cio­nistas de MásMóvil que se ce­le­brará el pró­ximo 22 de junio se pre­senta es­pe­cial­mente in­tere­sante. El con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción busca la au­to­ri­za­ción para abordar el salto del MAB al mer­cado con­tinuo antes del ve­rano. El grupo de te­le­fonía busca con­ver­tirse de este modo en la pri­mera em­presa en dar este paso des­pués de algo más de cinco años de su sa­lida a Bolsa en el seg­mento de em­presas en ex­pan­sión.

Una decisión que cuenta con el beneplácito de la CNMV al considerar que beneficiará a la compañía y reforzará la reputación y prestigio del MAB.

La capitalización de MásMóvil supera los 1.150 millones de euros después de multiplicar caso por tres su valor en poco menos de un año al calor de los importantes acuerdos de “roadming” con Orange y Telefónica que han otorgado al grupo una nueva dimensión corporativa. Las expectativas apuntan a que su beneficios bruto operativo (Ebitda) se podría disparar hasta el entorno de los 200 millones, que supondría duplicar el del año anterior.

Con estos acuerdos MásMóvil, el cuarto operador español de telefonía, se convierte en un agente disruptivo con capacidad para dinamizar el mercado con propuestas altamente atractivas. De hecho, cuenta con la cobertura precisa para desplegar una amplia variedad de ofertas sin renunciar a su tradicional posición “low cost”, con la que ha venido compitiendo en el mercado en los últimos años.

La decisión de pasar a cotizar al mercado continuo, sin embargo, tendrá que superar algunos obstáculos. La media diaria de negociación en el trimestre apenas supera los 26.000 títulos, según Infobolsa, para un capital total de casi 20 millones de acciones. Cumplir con las exigencias del mercado continuo en cuanto a liquidez supondrá por tanto tener que sacar a cotización algún paquete adicional.

Eso obligará al equipo gestor a realizar un esfuerzo para persuadir a su principal accionista, el fondo de capital riesgo Providence Equity Partners de la conveniencia de diluir las participaciones con el objetivo de impulsar la contratación efectiva.

El fondo cuenta en la actualidad con un 18% del capital de la compañía mientras que la sociedad española Onchena, vinculada a la familia Ybarra Careaga, controla un 17,1% y el fondo Wilmington Capital tiene una posición del 10%. La decisión de diluir capital para estos inversores será complicada aunque a cambio logren un notable impulso de su negociación y, por tanto, de su capacidad de seguir creciendo en el mercado.

Los expertos recuerdan que MásMóvil entró en el MAB después del acuerdo alcanzado con Ibercom el 19 de marzo de 2014 con la denominación de MásMóvil Ibercom para finalmente perder el apellido y quedarse con el nombre actual. Pero quien comprara acciones de Ibercom en su salida a Bolsa, hace poco más de cinco años, a un precio de referencia de 3,92 millones de euros ha visto multiplicar su valor casi por 15.

Las acciones de la compañía cotizan en la actualidad en torno a los 57,6 euros, muy cerca de sus máximos en 59 euros, tras acumular un alza en el año del 115%. Es por méritos propios el mejor valor de la bolsa española y los expertos le auguran un futuro aún mejor cuando culmine su salto al mercado continuo.

Artículos relacionados