ANÁLISIS

El Congreso ampliará la vigencia de la investigación de la crisis financiera

Incluye el caso del Banco Popular y se plantea ahora con­vocar a Ana Patricia Botín

deguindos
Luis de Guindos en la picota.

Como era ló­gico, la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción en el Congreso que va a tratar de hacer toda la luz sobre la crisis fi­nan­ciera que tan duras con­se­cuen­cias ha te­nido para España, ha aca­bado por in­cluir el aná­lisis del caso del Banco Popular. El por­tavoz del PP en esta co­mi­sión del Congreso de los Diputados, Ramón Aguirre, ad­mite que de­bido al ‘caso del Popular’ se están plan­teando la com­pa­re­cencia de la pre­si­denta del Banco Santander, Ana Patricia Botín.

La comparecencia de la presidenta del primer banco español y uno de los líderes mundiales, sería la más relevante de cuantas vayan a concurrir en la misma. Una vez que se ha incorporado al análisis de la crisis lo sucedido en el Banco Popular, su presencia se hace casi imprescindible pese a que inicialmente se había descartado su comparecencia.

La justificación que se había dado hasta ahora es que durante la mayor parte de la crisis ella estuvo lejos de Madrid dirigiendo los destinos del Santander en el Reino Unido. Con el cambio de la situación, el PP ya está viendo la forma para que pueda comparecer.

Su comparecencia se incluiría en el apartado del formato de los expertos, según el cual, el compareciente haría una exposición general de su visión de la crisis y posteriormente, los parlamentarios preguntarían en grupo. El compareciente responderá a todos de forma conjunta y aquí acabaría la comparecencia.

En cuanto a los que han sido responsables políticos durante la época de la crisis, el formato será distinto. Harán una primera explicación general pero responderán uno por uno a los diputados miembros de la comisión de forma individual con las réplicas que sean necesarias.

En el caso de las personas que han tenido alguna responsabilidad directa en las irregularidades descubiertas en las cajas, la comparecencia permitirá un careo con los diputados con un grupo de preguntas que los comparecientes conocerán de antemano.

Miembros de la Comisión consideran que este formato debe ser suficiente para poder aclarar todo lo que ha sucedido en las cajas en los ámbitos político y económico, sin descartar también reflexiones sobre el ámbito socio-laboral.

El actual Gobernador del Banco de España, Luis María Linde será el primero en comparecer, lo hará el día 12 del próximo mes de julio. El exgobernador, Jaime Caruana, comparecerá 13 días más tarde, el día 25.

En cuanto a los comparecientes internacionales, que no están obligados a asistir a la comisión, han quedado reducidos a siete. Quienes decidan hacerlo acudirán a Madrid a partir del otoño y hasta febrero. Esta es la fecha en la que deberían estar listas las conclusiones, pero debido a la inclusión del caso de la resolución y venta del Banco Popular por un euro al Banco Santander, los trabajos de la investigación podrían prorrogarse, según fuentes de la comisión.

Además del excomisario de Asuntos Económicos Olli Rehn, están citados la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König, y el director Ejecutivo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling.

De ellos se espera que expliquen los detalles del proceso de gestión de la crisis y venta del Banco Popular por el Mecanismo Único de Resolución. Su presencia sería una evidencia de la transparencia que quieren dar a sus acciones los nuevos líderes de la Unión Europea. Pero no está garantizada.

Como tampoco lo está la de los otros convocados. Quien fuera la jefa de la Misión del FMI, Celya Pazarbasioglu; el jefe de la Misión de la Comisión Europea para España, Servaas Deroose; el encargado de negociar el acuerdo de asistencia financiera de la UE con España, Peter Grassman, y el experto del centro de estudios europeos Bruegel, Nicolás Véron.

Pese a la sorpresa de que figure entre los convocados la economista turca Celya Pazarbasioglu, los populares consideran que es una figura clave para conocer la primera fase de la crisis a partir de mediados del 2000, pues fue quien detectó la gravedad de la situación de algunas de las cajas. Incluso generó una polémica en su informe sobre la verdadera situación de Caja Murcia. El actual ministro de Economía, Luis de Guindos, fue miembro del consejo y de la Comisión de auditoría de BMN, cuya principal entidad fue la Caja de Murcia.

Artículos relacionados