Las ofertas de em­pleo sobre block­chain se tri­pli­caron el año pa­sado en LinkedIn

El auge del Bitcoin disparará la riqueza y el empleo hasta 2030

Los ex­pertos coin­ciden en que las crip­to­di­visas ser­virán para ge­nerar cre­ci­miento en los emer­gentes

Riqueza internacional
Riqueza internacional

Si aún no se ha su­mado al carro del Bitcoin poco le falta. La mo­neda di­gital es­trella ha sido pro­ta­go­nista en los úl­timos tiempos de­bido a su me­teó­rico rally en los mer­ca­dos. Pero puede que su em­puje al alza no haya aca­bado, al menos si te­nemos en cuenta las pers­pec­tivas que le acom­pañan por parte de los es­pe­cia­listas en pagos di­gi­tales y en las dis­rup­ciones tec­no­ló­gi­cas. Su ca­pa­cidad de se­guir su­mando es real­mente es­pec­ta­cu­lar. Pero tam­bién para pe­ne­trar en el mer­cado la­bo­ral.

Como contexto, cabe destacar que la evolución de esta moneda, para cuya creación hay que remontarse hasta el 3 de enero del 2009, ha sido verdaderamente espectacular. De los 16 dólar a los que se cambiaba hace menos de ocho años, recientemente llegó a tocar los 3.000 dólares. Un incremento tremendamente intenso motivado por la creciente demanda en criptodivisas. Es decir, dinero electrónico descentralizado que utilizan la criptografía como forma de control.

El furor del Bitcoin tardó poco en notarse, pero las proyecciones aventuran a que su capacidad para crecer puede ser aún mayor. De hecho, esa capacidad para seguir acaparando demanda tendría un impacto directo en la demanda de empleo, como se ha visto hasta la fecha.

Tanto es así que el año pasado se triplicaron las ofertas de empleo de expertos en el blockchain, una cadena de bloques digitales para garantizar la seguridad y la emisión de estas monedas virtuales, según los últimos datos publicado por LinkedIn.

"¿Si hay una burbuja de talento? Sí. Pero aún no la hemos visto. Es una forma totalmente nueva de interacción para los negocios. Es asombrosa y, cuando se arraigue, será revolucionaria", explicaba Jerry Cuomo, vicepresidente de la tecnología blockchain de IBM.

Según este experto, los ingenieros con mayores conocimientos dentro de esta tecnología pueden llegar a ganar un salario que supere los 22.300 euros al año. "La supera la oferta en estos momentos, por lo que existe una escasez de expertos”, añade, haciendo referencia a la capacidad de seguir sumando de estas divisas virtuales.

Especialistas en tecnología blockchain afirman que durante los próximos “quince o veinte años” las ofertas de trabajo relacionadas con las criptodivisas “se van a disparar” por la evolución creciente de la demanda de cara al futuro. Una demanda que puede llegar a ser tan alta que hace que sea “difícil de cuantificar”.

Los emergentes, su principal fuente

¿Y de dónde puede llegar este crecimiento? Los expertos lo tienen claro: de los mercados emergentes y en especial de China. El Bitcoin se ha hecho muy popular en el gigante asiático, gracias a que se utiliza como forma de sacar dinero fuera de un país sorteando las limitaciones regulatorias de una región que posee estrictos controles de capital.

También, tanto en China, como en Argentina y Venezuela se está utilizando el Bitcoin para diversificar riqueza y sacar ahorros del país. Un ejemplo lo podríamos ver con la compra de propiedades en Australia o Canadá.

Según los expertos de Saxo Bank, “no cuesta nada o muy poco enviar diferentes cantidades de Bitcoins sin que se tenga en cuenta la identidad del remitente o del receptor”. Con esta criptomoneda “volvemos a un sistema de pago que es realmente directo, y no con capas intermedias que ya no se justifican, como los actuales”.

Las turbulencias políticas y de mercado, en este sentido, podrían causar un efecto positivo sobre el precio de esta divisa digital. También, como cualquier reconocimiento más formal de la moneda o el respaldo de una nación soberana. “Esto supondría todo un aliciente para que el Bitcoin se disparara”, explican estos analistas.

En este sentido, en opinión del equipo de Saxo Bank, “en el futuro terminaremos teniendo una criptomoneda como divisa de reserva mundial”. Ahondando más, afirma que no sería descabellado “ver a esta divisa por encima de los 100.000 dólares dentro de diez años”, en base a los argumentos anteriores. Su auge puede responder a una mayor riqueza y a una demanda de especialistas en este campo realmente abrumador.

Artículos relacionados