DESDE EL PARQUET

Urbas, algo más que calor caribeño

La no­ticia sobre la firma del acuerdo de in­ten­ciones y cro­no­grama de ac­tua­ciones para eje­cutar el gran pro­yecto tu­rís­tico e in­mo­bi­liario en Cuba ha puesto algo de tran­qui­lidad a la co­ti­za­ción de Urbas.

El grupo inmobiliario se había visto afectado por la sacudida general de mercado a los valores de pequeña capitalización por el efecto arrastre del Popular, llevando su cotización muy cerca de sus mínimos.

El anuncio de este macro complejo urbanístico, que entre otras instalaciones comprende la construcción de hoteles de lujo y campos de golf en la ciudad de Cienfuegos ha servido al menos para frenar la sangría y devolver los ánimos a los accionistas.

Aunque este no es más que un paso previo a la realización del estudio de factibilidad y el plan de negocio de cara a la constitución de la empresa mixta, sí supone un importante hito que servirá para la consolidación definitiva del proyecto y el inicio de la actividad de dicha empresa mixta. Si se cumple el cronograma firmado se prevé pueda realizarse durante el mes de abril del ejercicio 2018.

Con este objetivo, Urbas ha tomado una participación del 30% en Caribbean Resort Cienfuegos, sociedad que ha ratificado el acuerdo de intenciones para desarrollar el proyecto con Cubagolf, firma del Ministerio de Turismo de Cuba.

El complejo está proyectado sobre una superficie de entre 1.600 hectáreas de la península Rancho Luna-Pasacaballos. En concreto, se plantea la construcción de una marina deportiva, seis campos de golf, seis hoteles de cinco estrellas, tres aparta hoteles, 1.500 villas y 3.000 apartamentos.

Con todo, la situación de Urbas desde un punto de vista técnico sigue siendo compleja. De momento parece haber contenido las caídas de estos días en los niveles de 0,015 euros por acción. Una buena señal que anticipa un nuevo rebote como mínimo hasta los 0,02 euros como paso inicial hacia la recuperación de sus máximos anuales en 0,027 euros si logra consolidar la notable mejoría de sus cuenta durante el primer trimestre del ejercicio.

Una posibilidad bastante factible dada la progresiva mejora de los fundamentales del sector en los últimos años. Los precios de la vivienda mostraron un sólido crecimiento del 6,2% en 2016 (según el Índice de Precio de Venta de Vivienda Repetida del Colegio de Registradores), mientras que el número de transacciones de vivienda se elevó un 14%. Un avance que seguramente se mantendrá este año.

Todo ello indica que, señalan los expertos, la corrección sufrida por la acción debería ser vista como una oportunidad de entrada en un valor para beneficiarse de la actual recuperación del ciclo residencial.

Nadie olvida tampoco que la inmobiliaria sigue muy pendiente de las negociaciones del grupo Cordish con la Comunidad de Madrid para la construcción de un gran centro de ocio en el Corredor del Henares, zona donde la compañía tiene innumerables terrenos.

Artículos relacionados